15 de febrero de 2020 00:00

Tres futbolistas alargan sus carreras con un adecuado estilo de vida 

De izquierda a derecha, Cristian Pellerano, Fernando Fernández y Facundo Martínez. Los tres mejoraron su preparación física,  alimentación y descanso. Fotos: Galo Paguay y David Paredes / EL COMERCIO

De izquierda a derecha, Cristian Pellerano, Fernando Fernández y Facundo Martínez. Los tres mejoraron su preparación física, alimentación y descanso. Fotos: Galo Paguay y David Paredes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Pablo Campos y David Paredes. (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cristian Pellerano cumplió el pasado 1 de febrero 38 años y sigue corriendo como un juvenil. Él marca los tiempos en Independiente y fue fundamental en la obtención de la Copa Sudamericana. Cuenta que estar lejos de su natal Argentina le ayudó a ingerir menos carne roja y harinas. “Ecuador es distinto en lo alimenticio. Aquí se come más pollo y pescado, no hay tanta grasa o masa. Eso genera que pierdas un poco más de peso, además del entrenamiento”.

‘Pelle’ agrega que se le hace difícil encontrar los cortes de carne que consumía en su país, pero que fue adaptándose a una mayor ingesta de pescado y pollo, acompañados siempre de vegetales. Acoge las recomendaciones de los nutricionistas del club.

Sabe que su cuerpo ya no es el de un joven y por ello realiza trabajos de prevención en el gimnasio. “Mis articulaciones no son las mismas y por ello trabajo mucho en prevenir lesiones”. Otra de las claves es el descanso y, en ello, el argentino es muy disciplinado: intenta dormir una siesta diaria y estar en cama máximo a las 22:00.

Estudia para ser DT y argumenta que su visión del juego también ha cambiado, facilitándole evitar ir al choque con jugadores más fuertes y jóvenes. Antes de recibir la pelota ya sabe qué destino le dará.

Cristian Pellerano, jugador de Independiente del Valle celebra un gol que le marcó al Aucas en el estadio de Rumiñahui. FOTO: Julio Estrella / BF

Cristian Pellerano, jugador de Independiente del Valle. Foto: Julio Estrella / Archivo / EL COMERCIO

Fernández no abandona el gimnasio ni en vacaciones
El 1 de julio, Luis Fernando Fernández, golero de Aucas, cumplirá 42 años. Es el futbolista activo más longevo de los 420 profesionales que participan en el torneo. Pero el retiro es algo que aún no aparece en su horizonte y apela a la Divinidad para dictaminar el pitazo final: “Solo Dios sabe cuándo termina la carrera”. Él cumple su tercera temporada en el cuadro quiteño, el cuarto de los clubes que ha defendido en Ecuador, en 10 años .

¿Cómo hizo para prolongar tantos años su carrera? Una de sus claves es prevenir las lesiones potenciando su musculatura: todos los días acude al gimnasio ubicado en el estadio Gonzalo Pozo: trabaja durante 30 minutos brazos y piernas. En la tarde, en el condominio en el que vive -en Cumbayá- repite la rutina de ejercicios.

El arquero Luis Fernando Fernandez del Mushuc Runa dialoga con el árbitro Carlos Orbe. Foto: JuliO Estrella/ EL COMERCIO

El arquero Luis Fernando Fernandez.  Foto: Julio Estrella/ Archivo/ EL COMERCIO


El golero es enemigo de los suplementos alimenticios y no se siente cómodo ingiriendo las cinco comidas al día que recomiendan los nutricionistas. “Desayuno bien y siempre como huevos, lo cual me ayuda a fortalecer el organismo. Almuerzo bien y ceno a las 20:00. Duermo una siesta de dos horas”.

Parte de su planificación de partidos incluye el conocimiento de sus rivales: “Aquí en el fútbol ecuatoriano se contratan pocos nuevos jugadores, en su mayoría, extranjeros. A todos los de acá los conozco, los he enfrentado y sé cómo definen”. Mira todos los partidos del torneo ecuatoriano en casa.

Martínez cambió su forma de entrenarse y de comer
Facundo Martínez lleva 10 años como jugador de Universidad Católica. Tiene 34 años y es el capitán del equipo. A mediados del 2016 sufrió la fractura del peroné de la pierna derecha y tuvieron que colocarle una placa con seis tornillos. A inicios del 2017, volvió a recaer en la lesión. Tenía 30 años y estaba preocupado por su futuro.

Facundo Martínez (10) de la Universidad Católica, celebra uno de los goles anotado al Técnico Universitario el lunes 24 de septiembre de 2018, en el estadio Bellavista, en la undécima fecha del torneo local. Foto: API para EL COMERCIO

Facundo Martínez, jugador de U. Católica. Foto: Archivo / EL COMERCIO 


Entonces, el volante se planteó la necesidad de prevenir lesiones e intentar alargar su carrera. Encontró dos pilares básicos: una nueva forma de entrenarse y otra de alimentarse. “Llegó gente nueva al equipo, con otra metodología de trabajo físico: el profesor Juan Carlos Ángel y Guido Mafla.
Ya no hay exigencia fuerte en el levantamiento de peso, sino ejercicios basados en el movimiento, que se realiza en la competición, en técnicas de carrera, en situaciones reales del juego”. El uso de cintas elásticas y rodillos reemplazaron a las pesas. ‘Facu’ empezó a sentirse más ágil, con los ejercicios que ahora realiza antes y después de las prácticas.

Además se volvió muy estricto con las comidas y los horarios de alimentación. Come cinco veces al día. La dieta incluye avena, té, galletas integrales, pescado o pollo en el almuerzo y cena. Suprimió el azúcar y la reemplazó por estevia. Además, cambió el horario de la merienda: nunca después de las 20:00. Se siente más ligero y acaba corriendo sin problema en los partidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)