2 de February de 2011 00:00

El Quito se fue temprano de la Copa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La ilusión copera del Deportivo Quito en la Libertadores murió ayer. Los azulgranas derrotaron 1-0 a Independiente de Avellaneda en el estadio Olímpico Atahualpa. El resultado no les alcanzó para clasificarse a la fase de grupos del torneo internacional.

Los argentinos avanzaron a la siguiente ronda porque en el juego de ida vencieron 2-·0. Así, sumaron un marcador global de 2·-1 y obtuvieron el cupo restante para integrar la llave 8 del torneo.La derrota fue dolorosa para el equipo quiteño, que este año realizó 14 contrataciones y armó un presupuesto de USD 4,5 millones. Los azulgranas fueron superiores y terminaron atacando hasta con ocho hombres en el arco de Hilario Navarro, pero solo lograron anotar con Michael Jackson Quiñónez (57’).

Al final del cotejo, un grupo de aficionados ingresó a la cancha para agredir a los árbitros liderados por el uruguayo Jorge Larrionda. Por ello, el juez se fue al camerino fuertemente protegido por los policías.

El Quito fue vértigo y mucho ímpetu en el partido. Sin embargo, los chullas se encontraron con un rival ordenado, que priorizó la defensa y apeló al contraataque.

Los azulgranas tuvieron mucho trabajo para vulnerar el cerrojo del ‘Rojo’ argentino. Esto pese a que Fabián Bustos, el DT argentino de los azulgranas, ubicó un planteamiento bastante ofensivo con tres defensas, cinco mediocampistas y dos delanteros.

Así, las mejores avanzadas de los chullas las protagonizaron los carrileros Juan Carlos Paredes, por el sector derecho, y Luis Saritama, por la zurda. Aún así, el Quito no logró descifrar la estrategia de Independiente.

Por ello, las mejores armas del equipo capitalino se convirtieron los remates de media distancia de Segundo Castillo.

Paredes también se dio modos para llegar al área. Sin embargo, a los 22 minutos, se demoró y falló en el remate final ante el guardameta argentino Navarro.

En el segundo tiempo, Bustos movió las fichas. Envió a la cancha a Quiñónez, quien había actuado como titular en el juego de ida en Buenos Aires. El mediocampista ingresó a los 55 minutos y, a los 57 minutos, levantó de los asientos a los aficionados, que coparon el sector de preferencia del Atahualpa. Quiñónez recibió un pase de Bevacqua y remató bajo y al ángulo izquierdo del arco de Pellerano y puso el 1·0.

El ingreso de Quiñónez fue vital para la ‘AKD’. El volante, con sus vistosos zapatos de color naranja, se proyectó por el costado izquierdo y rotó por el centro del campo para asociarse con Luis Perea.

Sin embargo, el cuadro gaucho resistió y se defendió hasta con ocho hombres en su propio campo. Así, logró su propósito y se clasificó a la siguiente fase. El ‘Rojo’ jugará en el grupo 8 Con Liga de Ecuador, Godoy Cruz y Peñarol. Al Quito, ahora, solo le queda la disputa del torneo local.

Al final del partido, Fernando Mantilla, el presidente del cuadro azulgrana, dijo que su equipo hizo una buena labor y aseguró mostrarse satisfecho con la entrega mostrada por el plantel.

En cambio, el técnico Fabián Bustos lamentó la actuación del árbitro mundialista Larrionda. No así, Antonio Mohamed, el DT visitante. “Hay que ganar en la cancha. No sé que reclamaron al final, un penal no sé. Pero todo se decidió en la cancha”.

Partido Dep. Quito vs. Independiente

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)