Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 19 de junio del 2021
Juanes: ‘En la música no hay barreras’
Alimentos que ayudan a la oxidación de grasa
El Consejo de Participación Ciudadana retoma los con…
Una familia unida espera la recuperación de policía …
El patrimonio de Quito ya tiene 115 guardianes
La pandemia no afectó a la oferta de estudios extrao…
La figura paterna, entre realidad y ficción en la pantalla

Dos años de suspensión por agredir a un árbitro

Vicente Vivanco Briones, kinesiólogo del club Santa Rosa de El Oro, recibió anteayer una sanción de dos años de suspensión por parte de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF). Él, el sábado pasado, propinó un puñete por la espalda al árbitro central Jorge Bustamante.

El incidente se registró durante el segundo tiempo del partido entre Liga de Cuenca y Santa Rosa, jugado en el estadio Alejandro Serrano. El mismo correspondió a la octava fecha del grupo seis del Zonal de Segunda categoría.Vivanco, quien es padre de Diego Vivanco, delantero del conjunto orense, fue sancionado por insultos y agresión a Bustamante. Él permanecerá en la cárcel de Cuenca hasta el próximo sábado.

A Vivanco se suman los jugadores Alejandro Macías Mosquera (arquero) y Robert Castillo Zambrano (defensa), quienes recibieron un castigo de seis meses de inhabilitación y un partido de suspensión, cada uno. Ellos salieron expulsados e intentaron agredir al árbitro Bustamante.

Además, Santa Rosa deberá cancelar USD 200 de multa por invasión de espectadores al campo de juego y USD 2 000 por quedar en inferioridad numérica (seis jugadores). Esto obligó a terminar el encuentro nueve minutos antes del tiempo reglamentario, con el marcador de 2 goles a 0.

Otros USD 400 tendrá que cubrir por el ingreso de personas no autorizadas a la zona del túnel. Las sanciones se completan con dos partidos de suspensión al jugador Bryan Macías, por juego brusco grave.

Wilmer Sánchez, presidente del Santa Rosa, se mostró resignado con las sanciones impuestas por la Comisión Disciplinaria de la FEF. Sin embargo, lamentó que no haya dado ningún castigo al réferi Bustamante. “Tuvo un pésimo arbitraje y por eso reaccionaron de mala manera los jugadores”.

Según Gustavo Toledo, presidente de la Asociación de Fútbol del Azuay, el informe del inspector del partido fue clave y además en caso de agresiones a los árbitros el reglamento es claro. “Nosotros llevamos una filmación de la invasión de la cancha por parte de los hinchas del Santa Rosa para evitar cualquier problema”.

El informe de Bustamante solo se refiere a la invasión del campo de juego, pero no especifica gente de qué equipo. En cambio el inspector de juego sí lo hace.