5 de octubre de 2018   18:27

La Libertadores ante unas semifinales argentino-brasileñas de alto voltaje

Jonatan Maidana (izq.), de River Plate, disputa la bola con Benedetto (der.), de Boca Juniors en el estadio La Bombonera, en Buenos Aires (Argentina). Foto: Juan Ignacio Roncoroni/ EFE

Jonatan Maidana (izq.), de River Plate, disputa la bola con Benedetto (der.), de Boca Juniors en el estadio La Bombonera, en Buenos Aires (Argentina). Foto: Juan Ignacio Roncoroni/ EFE

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia DPA
y Agencia EFE (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Copa Libertadores 2018 no podría tener un mejor cartel de semifinales que el doble duelo argentino-brasileño entre River Plate y Gremio de Porto Alegre, el actual campeón, y Boca Juniors vs. Palmeiras, que reeditarán lo que es ya un clásico del torneo.

Unas “súper semifinales” en toda regla, que pueden ser perfectamente finales, y que retratan el poderío de cuatro equipos que son pesos pesados en el fútbol continental.

Nada más entre ellos suman 13 títulos en el certamen. River, que busca su cuarta consagración tras una última gloria en 2015, venció con solvencia a Independiente en una serie que definió en su casa con una victoria 3-1 después de una ida sin goles.

El equipo de Marcelo Gallardo es sólido, versátil y letal, cómodo a la espera, tomando la iniciativa o haciendo daño con contragolpes de vértigo como el que abrió el camino del triunfo ante el ‘Rojo’ en el Monumental. “Dejamos atrás a dos rivales durísimos (Racing e Independiente) y no les ganamos de casualidad. Estar en la semifinal de la Copa no es fácil”, declaró Gallardo tras superar al cuadro de Avellaneda.

“Todos son candidatos a jugar la final. Mis jugadores tienen hambre y ganas, y eso los hace fuertes y unidos como grupo”, agregó el “Muñeco”. Pero enfrente estará Gremio de Porto Alegre, que apenas tuvo dificultades ante un débil Atlético de Tucumán. Los brasileños se impusieron 2-0 como visitantes y liquidaron la serie con un 4-0 ya en Porto Alegre. Sin demasiados esfuerzos en su serie de cuartos, el campeón llega fresco para seguir defendiendo su título. El cuadro de Renato cuenta con una sólida nómina que tiene a Luan y a Jael como cartas goleadoras, más la creatividad de Cicero.

La otra semifinal es un clásico del torneo: Boca Juniors y Palmeiras, que en el 2000 definieron el título y un año después se cruzaron en una vibrante serie de semifinales, cuando el cuadro argentino iba camino a su segunda Libertadores consecutiva.

En ambos ganó por penales el cuadro dirigido entonces por Carlos Bianchi. Para citarse con el ‘Verdão’, al que enfrentó ya en la fase de grupos, el equipo de Guillermo Barros-Schelotto sufrió ante Cruzeiro, que tras el 2-0 en contra estuvo a un gol de mandar la serie a los penales.

Pero el tanto de Sassá a los 58’ no fue suficiente y Christian Pavón aprovechó los vacíos que dejaba un equipo entregado al ataque para liquidar el asunto en tiempo de descuento. “Esto es una alegría muy grande, nos quedan dos pasos para la final, con un rival durísimo (Palmeiras, en semifinal), que conocemos. Pero ahí está Boca”, señaló tras el 1-1 en Brasil Barros Schelotto, que como jugador enfrentó a Palmeiras a principios de la década pasada.

Como el Gremio, Palmeiras logró una clasificación más tranquila a semifinales después de un doble 2-0 ante Colo-Colo. Luiz Felipe Scolari, que en 1999 dio al cuadro paulista su hasta ahora única Copa, buscará tomarse revancha ante Boca Juniors, contra el que perdió en 2000 y 2001 cuando dirigía al equipo.

Si River y Boca avanzan, protagonizarán un inédito duelo para definir la Libertadores, posiblemente el superclásico argentino más importante de la historia. Pero un Gremio vs.Palmeiras también sería una final brasileña de muchos quilates.

Más allá de las hipotéticas definiciones, estas semifinales dejan patente que Argentina y Brasil siguen por encima del resto en el fútbol continental. Las dos potencias del continente disputarán un nuevo clásico.


River y Boca arrancarán de locales semifinales de Libertadores contra Gremio y Palmeiras

Una vez definidos los cruces de semifinales de la Copa Libertadores con los argentinos Boca Juniors y River Plate y los brasileños Palmeiras y Gremio de Porto Alegre, la Conmebol confirmó este viernes 5 de octubre de 2018, las fechas y los horarios de su penúltima ronda, que ambos equipos de Buenos Aires empezarán de local.

River recibirá al vigente campeón Gremio el martes 23 de octubre en el estadio Monumental de Núñez, mientras que la vuelta se disputará en Brasil el martes 30.

Ambos encuentros se disputarán a las 22:30 GMT (17:30 hora de Ecuador).

Boca Juniors, por su parte, también ejercerá de anfitrión para comenzar ante Palmeiras, el miércoles 24 en el estadio La Bombonera.

El ‘Verdao’, a su vez, cerrará la ronda de semifinales en su Allianz Parque, el miércoles 31. Ambos partidos se disputarán a las 00:45 GMT (19:45 hora de Ecuador).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)