Se registran cierres viales por actividades del Bicentenario
Estas son las restricciones del Pico y placa del 24 …
Si tiene infección respiratoria aguda es preferible …
Sucre, ‘el bellaco’ para las fuerzas realistas
Seis visiones sobre la Independencia
Las mujeres lucharon desde diversas trincheras para …
Generación de empleo, tarea pendiente del Gobierno e…
Desgaste de capital político, tras primer año de Lasso

El gol en Cuenca le devolvió la alegría a Pedro Quiñónez, tras 165 días sin jugar

Pedro Quiñonez, jugador de Emelec. Foto: Archivo

Pedro Quiñonez, jugador de Emelec. Foto: Archivo

Pedro Quiñónez, jugador del Club Sport Emelec. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Pedro Quiñónez estuvo 165 días fuera de las canchas, debido a una lesión en su rodilla derecha. El mediocampista de 32 años, que anotó el primer gol en la victoria 2-1 de Emelec ante Deportivo Cuenca, había jugado por última vez el 30 de abril.

Ese día, los eléctricos derrotaron por la mínima diferencia al Aucas, y el jugador se retiró de la cancha con una molestia. Cinco días después, el 4 de mayo, se sometió a una artroscopia, en la que se detectó una rotura de meniscos.

Quiñónez estuvo en recuperación desde entonces, por eso se emocionó hasta las lágrimas cuando anotó su gol de tiro libre. Se lo dedicó a su esposa Vanessa, con quien tiene tres hijos, pues fue ella quien lo ayudó anímicamente durante esta temporada irregular.

Al final del partido, Quiñónez regaló su camiseta a los hinchas eléctricos, que llegaron al estadio Alejandro Serrano Aguilar. Mientras el deportista se acercaba al graderío, los aficionados coreaban su nombre.

“Pedro es un futbolista que proporciona pases tanto de conservación como progresión en el campo. En la acción del gol, lo que hace es manifestar su jerarquía y calidad”, dijo el entrenador de Emelec, Mariano Soso, respecto al deportista.

Fue el primer gol de Quiñónez, que sumó su sétimo partido en la temporada. Las lesiones complicaron al jugador, que hasta el 2017 era titular indiscutible en el conjunto eléctrico. Fue protagonista en los últimos cuatro campeonatos de los eléctricos.

Coincidentemente, el último tanto que había marcado el mediocampista fue ante Deportivo Cuenca, en septiembre del 2017. En ese partido los eléctricos también se impusieron por 2-0, en el estadio Alejandro Serrano Aguilar.