1 de septiembre de 2018 17:18

Resumen de la jornada: Real Madrid golea y Atlético siembra dudas 

Karim Benzema (izq.) disputa la pelota con Unai Bustinza de Leganés en el estadio Santiago Bernabéu el 1 de septiembre del 2018. Foto: Gabriel Bouys / AFP

Karim Benzema (izq.) disputa la pelota con Unai Bustinza de Leganés en el estadio Santiago Bernabéu el 1 de septiembre del 2018. Foto: Gabriel Bouys / AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Real Madrid se mantuvo hoy en la cima de la Liga española de fútbol al golear por 4-1 al Leganés en un plácido derby que tuvo como principal protagonista al francés Karim Benzema.

Su vecino Atlético, en cambio, cayó por 2-0 en la cancha del Celta de Vigo y confirmó su titubeante inicio de temporada, pese a haber sido el equipo español que más invirtió en el mercado de fichajes.

Con cuatro puntos después de tres fechas, los rojiblancos encaran la pausa de la Liga con mucho trabajo por delante y cierta preocupación. Mientras, el Real Madrid, con nueve unidades y un pleno de tres victorias, se marcha habiendo demostrado que el método de Julen Lopetegui empieza a calar.

"Nos vamos conociendo más, entrenamos más y conseguimos que el equipo muestre ese sentimiento de equipo. Entienden lo que se les pide y tienen la capacidad de ejecutarlo", se congratuló Lopetegui. La demostró especialmente Benzema, que resolvió el duelo por la tercera fecha de la Liga con su creatividad ofensiva y un doblete en el minuto 48 y en el 61'.

El marcador, que había abierto el galés Gareth Bale en el 17', lo cerró el español Sergio Ramos, en el 66', desde el punto de penal. Desde los 11 metros también anotó el argentino Guido Carrillo, en el 24', el único tanto del Leganés. Fue también la única mancha en el expediente del belga Thibau Courtois, que debutó en el once blanco como titular en detrimento del costarricense Keylor Navas. "Al principio te tienes que acomodar un poco, pero me he entrenado bien, me siento muy bien y estoy muy feliz por haber jugado", afirmó tras el duelo Courtois, en declaraciones al canal Movistar +.

"Con Keylor nos llevamos muy bien y estamos compitiendo muy bien, lo demás son cosas de la prensa. Somos tres porterazos y la competencia es buena para el equipo", continuó el arquero belga que, más allá del penal, apenas tuvo trabajo hoy.

Ante la atenta mirada de Luis Enrique, el nuevo seleccionador español, que estuvo presente en el palco, el Real Madrid de su predecesor en el cargo desplegó durante 24 minutos una buena versión de sí mismo. Con un juego coral, se acercó al ideal que persigue Lopetegui. Y con un buen tanto de Bale, se adelantó, además, en el marcador. Todo parecía de cara para un Real Madrid, que dominaba con comodidad. Hasta que el brasileño Casemiro cometió un absurdo penal en la primera llegada de los dirigidos por Mauricio Pellegrino al área blanca y el inesperado empate le provocó un cortocircuito.


El Leganés apenas había hecho nada para ganarse ese gol, pero Courtois no consiguió atajar el lanzamiento y el Real Madrid perdió los papeles. Su rival, en cambio, recuperó su guión.

Los de Pellegrino se cerraron bien atrás, taparon huecos y vigilaron especialmente a Benzema. En el 41', el francés burló la vigilancia y con un potente disparo obligó a Cuéllar a sacar una pierna providencial. Fue un aviso, el preludio del festival que protagonizaría tras la pausa, cuando el Leganés ya no lo pudo controlar. Creativo y oportuno, el delantero galo adelantó de nuevo a los suyos en el 48' con la certificación del VAR.

A partir de entonces, el derby madrileño entre dos equipos separados por un mundo volvió a girar. Casi todo sucedió de nuevo en el área del Leganés, donde Benzema volvió a hacer de las suyas para anotar su segundo tanto y, con cuatro, convertirse en máximo goleador de la Liga. Con mucho partido aún por delante, el duelo estaba sentenciado. Ramos, desde los 11 metros, lo remató.

Antes, el Celta de Vigo había logrado una victoria de prestigio al superar por 2-0 al Atlético en un disputadísimo duelo que tuvo de todo. En la soleada tarde gallega, hubo un resbalón decisivo del uruguayo Diego Godín, goles bonitos, intervención del VAR, una expulsión con doble amarilla y un pulso constante entre dos equipos que siempre quisieron ser protagonistas del choque por la tercera fecha. Muy bien arropado en su casa, lo fue más el Celta gracias a dos zarpazos que firmaron el uruguayo Maxi Gómez, en el minuto 46, tras aprovechar el desliz de su compatriota Godín, y Iago Aspas, en el 52'.

El delantero gallego, que nunca había marcado ante los rojiblancos, se reivindicó así un día después de quedarse de la lista de Luis Enrique para los próximos compromisos de la selección. Y el argentino Antonio Mohamed, el preparador del Celta, logró mantenerse como uno de los pocos entrenadores a los que su amigo y compatriota Diego Simeone aún no venció. "Hoy nos pasó en el arranque del segundo tiempo lo que el otro día en los diez minutos finales ante el Rayo y yo tengo la responsabilidad absoluta porque ahí depende mucho de lo que el entrenador dijo en el entretiempo", asumió Simeone en su breve rueda de prensa tras el partido. "Para ganar a un rival así, hay que hacer un partido perfecto y hoy lo hemos hecho. Es un golpe de confianza", se felicitó Mohamed, cuyo equipo suma ya siete puntos de nueve posibles. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)