EE.UU. retirará algunas sanciones económicas contra …
ONGs denuncian que 350 000 niños de África pueden mo…
Camión de carga se volcó en la av. Simón Bolívar, en Quito
La poke-alcaldía
El aceite es el ícono de la inflación en el país
Desde el 2019 se autorizaron 44 compras o fusiones d…
16 escuelas del milenio, con tarea inconclusa
Pikachú, origen de un debate sobre arte urbano en pl…

Cuatro entrenadores tricolores buscan el ascenso a la Serie B

Juan Carlos León. Tiene 43 años. Ganó 12 títulos locales y un subcampeonato Sub20 de América. Foto: EL COMERCIO

Juan Carlos León. Tiene 43 años. Ganó 12 títulos locales y un subcampeonato Sub20 de América. Foto: EL COMERCIO

Miguel Parrales. Dirigió en la Serie B y es bicampéon de Manabí, en la segunda categoría. Foto: cortesía del club

Miguel Parrales formó a sus dos hijos, que ahora son futbolistas profesionales. Por eso el DT de Atlético Portoviejo usa un trato ‘familiar’ para llegar a sus jugadores, en busca del ascenso a la Serie B. Ganaron sus dos primeros partidos del cuadrangular final de la Segunda Categoría.

Los hijos del DT son Miguel y Andrés Parrales, que se destacan en el primer equipo y en la Sub 18 de El Nacional. El manabita los dirigió en las formativas, en Liga de Portoviejo y en Colón, ambos de Manabí.

“Nunca tuve reclamos, mis hijos eran titulares solo cuando estaban mejor que otros, no había tratos preferenciales. Así como les enseñé a ellos, trato de hacerlo con los chicos que ahora dirijo”, contó el técnico del equipo, que es puntero en el cuadrangular de ascenso de la Segunda Categoría.

Parrales se sienta a conversar con los futbolistas, antes o después de las prácticas, para transmitirles su experiencia y mantener su mente enfocada en el deporte. Diez de los 26 jugadores de su plantilla son menores de edad.

El DT de Atlético Portoviejo tiene claro que las condiciones económicas y laborales en la Segunda Categoría son complicadas, por lo que alienta a sus jugadores para que su esfuerzo los lleve al profesionalismo.

“Creo que algo pude enseñarles (a sus hijos). Miguel tiene un recorrido importante dentro y fuera del país y Andrés también tiene grandes condiciones. Estamos siempre en contacto”, dijo el entrenador, que se comunica con sus hijos mediante llamadas y mensajes de texto.

Llegó a Atlético a inicios del 2017, cuando Diego Herrera asumió la administración del club. La experiencia de Parrales, que dirigió en la Serie B a Colón y a Liga (P), sirvió para que el directivo le confiara la dirección del equipo principal.

Juan Carlos León. Tiene 43 años. Ganó 12 títulos locales y un subcampeonato Sub20 de América. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

El mismo trato paternal tiene el entrenador de Alianza Cotopaxi, Juan Carlos León, con los miembros de su plantilla. El equipo, filial de Independiente del Valle, está conformado por deportistas Sub 20, formados en la cantera de los ‘Rayados’.

La base de la plantilla creció lejos de sus padres, lo que hace que el trato de León con ellos sea un reto. ‘Pechón’, como llaman al entrenador, asume el rol de figura de autoridad, pero cuida el trato con los menores, para que estos se sientan guiados y no presionados.

“A la mayoría los conozco desde niños, sé bien de sus defectos y virtudes. Con tanto tiempo trabajando juntos, uno se vuelve un padre para ellos”, contó el DT, que formó a deportistas como Juan Cazares, Luis León, Robert Burbano, Júnior Sornoza, Sebastián Méndez, Luis ‘Kunti’ Caicedo, Gabriel Cortez, entre otros.

A sus 43 años, el entrenador cuenta con la experiencia de haber disputado la final de la Copa Libertadores Sub 20, en febrero pasado. Esa misma base de jugadores es la que juega el ascenso con Alianza; Diego Calderón y Wilson Morales suman experiencia al plantel.

Llegó a Independiente en el 2009, tras dirigir en las formativas de Barcelona Sporting Club y Norteamérica. Desde que asumió las divisiones menores del cuadro de Sangolquí suma 12 títulos nacionales, con la Sub 16, Sub 18 y Reserva. Actualmente son segundos en el cuadrangular de ascenso.

Carlos Castro. El exfutbolista de 40 años, aplica su experiencia en la cancha, como DT. Foto: cortesía del club

En el Deportivo Quevedo se alinearon a la disciplina del ‘Soldadito’ Carlos Castro, que asumió el club a inicios de este año. El exzaguero –que actuó en El Nacional, Barcelona SC, Aucas– hizo un cambio significativo en el equipo, con la salida de 20 de los 30 jugadores de la plantilla el año pasado.

Castro, que se graduó como entrenador en el Instituto del Fútbol de la FEF, cambió a la plantilla debido a temas disciplinarios, que opacaron su participación en los campeonatos previos a su llegada. “Están los que merecen, con ellos ascender será más placentero”, dijo.

Tiene un cariño especial por el equipo fluminense, allí militó durante dos temporadas, antes de retirarse del fútbol. Castro suele apoyarse en la experiencia del futbolista Patricio Quiñónez, quien fue su compañero en el 2013.

Carlos Asanza. Con 34 años, tiene experiencia en formativas y clubes de segunda división. Foto: cortesía del club

El más joven de los cuatro entrenadores es Carlos Asanza, que está al frente de Duros del Balón, equipo nacido en la Península de Santa Elena, pero que juega en Samborondón. A sus 34 años, el guayaquileño dirigió en las divisiones menores de Barcelona SC y de Emelec, en la Segunda Categoría pasó por Rocafuerte, Everest y Patria. Como parte de su formación hizo una pasantía en Arsenal de Sarandí, de Argentina.

Asumió al cuadro de Santa Elena recién en el zonal de ascenso, en octubre último. Cuenta que tuvo que trabajar rápido para adaptarse al equipo. “Estamos contrarreloj, en estas instancias se debe trabajar principalmente en la parte psicológica del futbolista porque el torneo es corto”, dijo.