25 de mayo de 2018 11:32

Froome revienta el Giro, se coloca líder pero no escapa de la polémica 

El ciclista Christopher Froome en el Giro de Italia de ciclismo. Foto: Luk Benies/ AFP

El ciclista Christopher Froome en el Giro de Italia de ciclismo. Foto: Luk Benies/ AFP

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El británico Chris Froome reventó el Giro d'Italia de ciclismo con un ataque descomunal este 25 de mayo y se colocó como líder de la carrera a falta de dos etapas.

Froome, que estaba casi descartado para el triunfo final, atacó a 80 kilómetros de meta y llegó a lo alto de Bardonecchia, en Los Alpes, con más de tres minutos sobre el holandés Tom Dumoulin, segundo de la clasificación general. Se calcula que Simon Yates, líder del Giro desde la sexta etapa, llegará a la meta con más de 20 minutos de retraso respecto a Froome.

El ecuatoriano Richard Carapaz fue segundo en la etapa 19. 


El británico completó la décimo novena etapa, 185 kilómetros entre Venaria Reale y Bardonecchia, en 5:12:26 horas. Dumoulin, ganador del Giro hace un año, llegó a 3:23 minutos.

Froome, que arrancó la jornada a 3:22 minutos de Yates, lidera la general con 40 segundos de ventaja sobre Dumoulin, mientras que el francés Thiabut Pinot es tercero a 4:17 de la nueva "maglia rosa". Cuatro veces campeón del Tour de France, Froome quedó así a un paso de su primer triunfo en el Giro. Sería su tercera gran vuelta consecutiva, tras ganar en 2018 el Tour y la Vuelta a España. No obstante, si gana no escapará de la polémica.

En diciembre se conoció que dio positivo por el broncodilatador salbutamol en la última Vuelta a España. La Unión Ciclista Internacional (UCI) todavía está estudiando la posible sanción al corredor, que puede seguir compitiendo mientras tanto.

El británico mostró enormes signos de flaqueza en la primera mitad del Giro, pero él siempre insistió en que se encontraba bien y en que llegaría al momento decisivo en plenitud. Dicho y hecho.

El sábado ganó en el Monte Zoncolan y demostró que tenía mucha gasolina en el tanque, pese a que apenas recortó distancias con los favoritos. En la contrarreloj del martes estuvo un peldaño por debajo de lo esperado y el jueves cruzó la meta de Prato Nevoso junto a los favoritos. Y hoy echó el resto. Su equipo, el Sky, puso un ritmo infernal en la subida al Colle Delle Finistre, el puerto más duro de la jornada, y nadie lo resistió.

Ahí se despidió Yates del rosa y de cualquier opción de podio. Dumoulin también cedió terreno con Froome, que coronó el puerto en solitario y con 49 segundos de ventaja sobre el holandés. Froome tenía por delante 75 kilómetros hasta la meta. No solo aguantó la distancia, sino que la amplió. Mañana se disputará la penúltima etapa, con 214 kilómetros y casi 4.000 metros de desnivel. Habrá tres puertos de primera categoría en los últimos 85 kilómetros. Será la última oportunidad para que haya cambios en la general, ya que el domingo se correrán 115 kilómetros en Roma en un escenario totalmente llano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)