22 de diciembre de 2020 00:00

La final de la Liga de Campeones de la Concacaf con presencia de tricolores 

José Cifuentes y Diego Palacios estuvieron en el once titular de Los Ángeles FC ante e San José Earthquakes. Foto: Twitter del club

José Cifuentes y Diego Palacios son parte del once titular de Los Ángeles FC. Foto: Twitter del club

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Agencia EFE

Los Tigres y Los Angeles FC prometen demostrar este martes que la final de la Liga de Campeones de la Concacaf, si bien resultó inesperada para muchos, ha decantado a los mejores equipos del torneo en 2020 y pondrá en Catar en febrero próximo al más fuerte equipo de la zona en el Mundial de Clubes. El partido se jugará en la burbuja del Exploria Stadium, de Orlando.

Los ecuatorianos José Cifuentes y Diego Palacios estarán en el juego a las 22:00 de este martes 22 de diciembre.  y Tigres, que alcanzó la final por cuarta vez en las últimas cinco temporadas, busca su primer título, que se le resiste desde que se clasificaron a la primera, en la edición 2015-2016. Desde 2008, cuando la competición fue rebautizada, once equipos mexicanos han dado la vuelta olímpica. En cuatro ocasiones lo hicieron los los Rayados de Monterrey, un enconado rival de los Tigres.

Razón y motivación adicional para Los Angeles, que quiere romper la hegemonía mexicana y escribir su mejor historia. El entrenador de los Tigres, el brasileño Ricardo Tuca Ferretti, artífice de que el equipo haya llegado cuatro veces a la final es consciente que ha llegado la hora de que su equipo establezca su legado con el título que hasta ahora les ha sido esquivo.

"Siempre trato de ver las cosas positivas, es cierto que nos falta un título, pero alcanzar cuatro veces la final ya es motivo para sentirse bien", comentó Ferretti. Ferretti confía en mantener para mañana la tónica ofensiva que les permitió avanzar a semifinales tras golear por 3-0 al New York City y llegar al partido decisivo tras imponerse con idéntico resultado al Olimpia.

Los Angeles, que debutaron esta temporada en el torneo, se convirtieron en el cuarto equipo en la historia de la MLS que llega a la final. En la edición de 2010-2011 fue el Real Salt Lake, y en 2014-2015 los canadienses del Impact de Montreal (2014-2015). Tres años después el turno fue para el Toronto.

Todos ellos perdieron ante equipos mexicanos: Monterrey, América y Guadalajara, respectivamente. "El pasado no cuenta cuando estemos en el campo", declaró el entrenador de Los Angeles, Bob Bradley. "Hemos demostrado ante el Cruz Azul y el América que pocos competir con cualquier rival y no será la diferencia frente a los Tigres".

El delantero mexicano Carlos Vela ha sido el auténtico verdugo de sus compatriotas, con tres goles. Uno en el triunfo por 2-1 sobre el Cruz Azul y dos, en menos de dos minutos, en el 3-1 infligido al América después de haber comenzado ambos partidos con desventaja.

"Lo he dicho varias veces, Carlos, es especial para él jugar contra estos equipos", recordó Bradley después del triunfo ante el América. "Y también llega en un año en el que obviamente, debido a sus responsabilidades familiares importantes y luego una lesión de ligamentos, no había sido el mejor".

La vuelta en plenitud de Vela y la presencia del francés André-Pierre Gignac, máximo goleador de los Tigres y del torneo con cinco tantos, será el gran atractivo del primer duelo que mantengan ambos equipos en su historia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)