26 de mayo de 2018 14:27

Las aficiones dan color a la final tras una jornada festiva en Kiev

Imagen del estadio de Kiev lleno de hinchas del Real Madrid y el Liverpool par la final de la UEFA Champions League.

Imagen del estadio de Kiev lleno de hinchas del Real Madrid y el Liverpool par la final de la UEFA Champions League. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La euforia y los cánticos de los seguidores del Real Madrid y del Liverpool inundaron durante toda la jornada las calles del centro de Kiev para la gran final de la UEFA Champions League que acoge el estadio Olímpico de la ciudad.

La capital ucraniana, una ciudad eslava poco acostumbrada al turismo masivo, recibió decenas de miles de aficionados al fútbol de diferentes países y nacionalidades que vinieron para presenciar y celebrar el esperado encuentro.

Las autoridades organizaron cuatro zonas "fan" para los seguidores de ambos equipos que no tuvieron la suerte de hacerse con una entrada para ver la final en el estadio, todas ellas situadas en sitios emblemáticos de la ciudad como la Plaza Kontraktova y el parque Tarasa Shevchenko.

Miles de personas empezaron a congregarse desde las primeras horas de la tarde en Khreschatyk, la calle principal de Kiev, que se convirtió en la principal zona fan de la ciudad y se cerró al tráfico a principios de esta semana.

Puestos de comida callejeros, cerveza fría, galerías dedicadas a la Liga de Campeones, así como espacios de recreación con futbolines, animadoras y un escenario con música en directo crearon un animado ambiente festivo.

No obstante, el partido no se proyectará en la calle principal, sino en las zonas especiales adjudicadas a los fans de cada equipo, donde se instalaron pequeñas tiendas de campaña en las que se venden camisetas blancas y rojas, así como puntos de información turística para orientar a los recién llegados.

La presencia policial se podía ver en cada esquina de la ciudad, en un día que transcurrió sin incidencias y en el que el optimismo de la afición roja se notó especialmente.

"Hoy venimos a apoyar a nuestro equipo en una ciudad muy peculiar que no había visto antes. Kiev me ha impresionado, es bastante desconocida y más bonita de lo que me esperaba", comentó a Efe emocionado James, un seguidor del Liverpool procedente de Inglaterra.

Las pocas habitaciones que quedaron libres en los hoteles de la ciudad rondan los mil euros por noche, por lo que muchos aficionados españoles emprendieron el viaje a la capital ucraniana sin tener alojamiento.

Es el caso de Nacho, un fan de los blancos que llegó a Kiev desde Madrid con su grupo de amigos para asistir al encuentro en el estadio Olimpiskiy. "Hemos venido sin hotel porque estaba todo muy caro, así que venimos con la idea de disfrutar y no dormir hasta la vuelta", explicó a Efe mientras gritaba ¡Hala Madrid! junto a sus cuatro amigos.

Los fanáticos del Real Madrid se reunieron en la Plaza de la catedral Sofiivksa de Kiev, una de las más antiguas de la ciudad, donde se instaló una enorme réplica de la Copa de Campeones y donde durante todo el día sonó el himno del conjunto blanco.

En esta plaza, a la que se espera que acudan alrededor de 10.000 personas esta noche, se retransmitirá el partido en una enorme pantalla de plasma situada junto a las cúpulas doradas de la icónica catedral eslava.

Asimismo, el sonido de los tambores y los cánticos de los seguidores de los blancos se oía cerca del Palacio Nacional de las Artes de Ucrania, otro punto de encuentro donde un grupo de coordinadores ofrecía información turística sobre la ciudad, bebidas y comida gratuita mientras esperaban el inicio del partido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)