9 de marzo de 2019 15:05

Las negociaciones sobre el futuro de la Fórmula 1 siguen por buen camino

Lewis Hamilton (centro) piloto de la escudería Mercedes AMG, celebra con su equipo después de ganar el Gran Premio de F1 de Brasil y obtener el título de constructores, en el circuito de Interlagos en Sao Paulo el 11 de noviembre de 2018. AFP

Lewis Hamilton (centro) piloto de la escudería Mercedes AMG, celebra con su equipo después de ganar el Gran Premio de F1 de Brasil y obtener el título de constructores, en el circuito de Interlagos en Sao Paulo el 11 de noviembre de 2018. AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP
(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Distribución de ingresos, gobierno, reglamentación técnica... Las negociaciones sobre el futuro de la Fórmula 1, que su propietario desde 2017, Liberty Media, quiere que sea más equitativa y competitiva para el 2021, “han progresado enormemente”, asegura su director deportivo, Ross Brawn.

“Es un desafío. Nunca pensamos que sería de otra manera”, dijo a la prensa el miércoles sobre la renegociación del Acuerdo de la Concordia que regula la categoría reina del automovilismo hasta finales de 2020.

“Poner de acuerdo a 10 equipos y encontrar soluciones sobre el reparto de ingresos, gobierno, reglamento y limitación de presupuestos es un verdadero reto. Lleva tiempo pero las cosas avanzan”.

Los titulares de los derechos comerciales de la F1 y la Federación Internacional del Automóvil (FIA), que establece las reglas, están “alineados sobre lo que quieren conseguir”, añadió el exingeniero y dirigente de escuderías, que pasó por Benetton, Ferrari o Mercedes.

Hacia una F1 más “equitativa”

Sobre el tema de la distribución de ingresos comerciales, que hoy favorece la antigüedad antes que los resultados, “los que tienen más quieren conservarlo todo y los que no tienen nada quieren más”, afirma Brawn.

“Hay que encontrar el equilibrio, porque sabemos que un reparto equitativo hará una mejor F1” y permitirá “atraer a nuevos equipos”.

Brawn estima sin embargo que el cambio de liderazgo en Ferrari el año pasado, tras el fallecimiento de su presidente Sergio Marchionne, ha hecho a la Scuderia, actualmente la más consentida, estar más receptiva a este discurso.

“Ferrari lo entiende (...). Los otros equipos comprenden también que Ferrari (escudería más antigua y prestigiosa) es especial”.

Hacia una F1 más competitiva

Respecto al futuro reglamento técnico, que debe ser aclarado antes de finales de junio, “es necesario que los vehículos puedan competir más cerca los unos de los otros y atacarse”, explicó, algo que piden regularmente pilotos y aficionados.

Para ello, “es necesario que la diferencia de rendimiento entre los equipos se reduzca”. Esto pasa por “el control de sus presupuestos (las negociaciones empezaron en un montante anual de USD 150 millones, ndlr), la estandarización de ciertas piezas de los monoplazas y las reglas sobre la aerodinámica”.

En materia de motorización, los F1 de 2021 conservarían los motores V6 turbo híbridos simplificados.

Hacia un calendario remodelado

Liberty Media también busca aumentar el calendario para hacer más hueco a Estados Unidos y Asia, así como a carreras urbanas. Por el momento solo Vietnam entra en el calendario de 2020 y se mantienen las negociaciones con Miami y Holanda.

Paralelamente, los contratos de cinco Grandes Premios históricos (Gran Bretaña, Italia, España, Alemania y México) expiran a final de temporada y las negociaciones se prevén tensas.

“No querríamos perderlos sin luchar. Intentamos encontrar soluciones, y creo que las encontraremos, pero los promotores y las circunstancias cambian y no siempre puedes responder a estos cambios. (...) Lo intentamos pero también hay que ser justos con los otros circuitos”.

Hay que “conservar” un Gran Premio de Gran Bretaña pero no será “necesariamente en Silverstone”, opina Brawn, menos seguro sobre el de España en Barcelona. El dirigente abre también la puerta a un segundo Gran Premio en suelo británico, esta vez en ciudad, en la periferia de Londres.

Para no cansar a los equipos, sometidos a temporadas más densas, “estamos trabajando en cambios graduales y no revolucionarios”, explica. En este caso, “acortar los fines de semana sin reducir el tiempo en pista y conservando el formato de tres días” (test el viernes, clasificaciones el sábado y carrera el domingo).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)