21 de febrero de 2020 00:00

Esteban Enderica y David Farinango, con una sola opción para clasificarse a los Juegos Olímpicos de Tokio

Esteban Enderica busca su tercera participación olímpica. Estuvo en Londres 2012 y en Río de Janeiro 2016. Foto: Manuel Quizhpe /EL COMERCIO

Esteban Enderica busca su tercera participación olímpica. Estuvo en Londres 2012 y en Río de Janeiro 2016. Foto: Manuel Quizhpe /EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Manuel Quizhpe

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde hace dos meses, Esteban Enderica y David Farinango se entrenan juntos en Cuenca. Farinango, nadador machaleño de 19 años, se radicó en la capital azuaya para prepararse con el técnico Juan Enderica. Además, no descuida sus estudios universitarios.

Los dos son los mejores nadadores ecuatorianos masculinos de aguas abiertas e intentan llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio. Para ello, tienen un último chance: ubicarse entre los nueve mejores del Preolímpico que se realizará en Fukuoka, el 30 y 31 de mayo.

Enderica y Farinango se preparan en la piscina semiolímpica de la escuela de los hermanos Enderica. No pueden hacerlo en la piscina olímpica del Batán porque está cerrada debido a problemas del cableado eléctrico subterráneo.

Farinango recuerda que tuvo dificultades en su primer mes de adaptación a la altitud de Cuenca (2 550 m) por la falta de oxígeno. Luego se fue acoplando y ahora se prepara sin problemas. “He mejorado los tiempos y me siento acoplado al grupo”. Con ellos también practican David Castro, Matías Cordero, entre otros.

El nadador orense estudia Administración de Empresas en la Universidad del Azuay, por la tarde. Las prácticas son a doble jornada: en la mañana y por la noche. Se siente cómodo de entrenarse con Esteban, quien es su compañero, guía y rival. “Es el líder del grupo y nos impulsa a ser mejores”.
Por su parte, Enderica, con dos participaciones olímpicas (Londres 2012 y Río de Janeiro 2016), reconoce las virtudes de Farinango, con quien mantiene una buena relación.

Desde la izq: Esteban Enderica, David Farinango, Matías Cordero y David Castro durante el entrenamiento del 20 de febrero del 2020. Foto: Manuel Quizhpe/ EL COMERCIO

Desde la izq: Esteban Enderica, David Farinango, Matías Cordero y David Castro durante el entrenamiento del 20 de febrero del 2020. Foto: Manuel Quizhpe/ EL COMERCIO


El primer Preolímpico fue en julio del 2019 con motivo del Mundial de Natación que se desarrolló en Corea del Sur. Allí, en 10 km, Enderica terminó undécimo y se quedó sin cupo porque solo se clasificaban solo los 10 mejores. Él confía en lograr el objetivo en su segundo intento.

Cada país tiene un solo cupo olímpico: uno en damas y otro en varones. Por eso, la lucha por el pasaporte masculino será entre Enderica y Farinango. Si ambos terminan entre los nueve mejores del Preolímpico, accederá el mejor ubicado. Samantha Arévalo será la única representante en damas.


Si ningún ecuatoriano se ubica entre los nueve mejores, existe la opción de obtener el lugar como el mejor del Continente Americano, en el mismo Preolímpico. Enderica aclara que “todo se definirá en ese torneo, solo irán a Tokio los 25 mejores del mundo”.


Para Farinango, la clasificación olímpica es un objetivo difícil. Él confirma que si los nadadores de un mismo país terminan primero y segundo en el Preolímpico, solo irá el primero a Tokio. “Buscaré la clasificación al igual que lo hará Esteban, lo importante es que Ecuador consiga el cupo”.

Según Juan Enderica, técnico de los tricolores, el reto fundamental de este año es alcanzar la clasificación. Hasta la fecha hay 10 nadadores de aguas abiertas del mundo con pasaporte para Tokio. Por lo tanto, quedan 15 cupos por definirse: 9 del Preolímpico, uno del país sede y el mejor de cada continente.

El entrenador contó que el sistema de clasificación es algo injusto. Por ejemplo, hace ocho años la brasileña Ana Cunha se quedó fuera de los Juegos de Londres 2012 siendo la mejor del año. Su compatriota Poliana Okimoto terminó quinta en el clasificatorio; mientras Cunha se ubicó 11.

El estratega cuencano hizo un paréntesis para hacer público su malestar por la falta de acción dirigencial para habilitar la piscina olímpica que está cerrada. Tuvo que replantear sus planes de preparación para practicar en una piscina semiolímpica.

Enderica y Farinango, el sábado pasado, compartieron el puesto 19 en la prueba de 10 km del Circuito Mundial que se realizó en Doha, Catar. Llegaron a la meta con 21 segundos y 50 centésimas de diferencia del francés Marc-Antoine, quien lideró la competencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)