24 de mayo de 2020 00:00

Ecuatorianos se alistan en atletismo, microtenis, patinaje... en el exterior

Elizabeth Bravo, triatleta ecuatoriana, durante un entrenamiento en Australia. Por la emergencia sanitaria y el cierre de las terminales aéreas no logró retornar a Ecuador. Fotos: Secretaría del Deporte

Elizabeth Bravo, triatleta ecuatoriana, durante un entrenamiento en Australia. Por la emergencia sanitaria y el cierre de las terminales aéreas no logró retornar a Ecuador. Fotos: Secretaría del Deporte

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Manuel Quizhpe

Elizabeth Bravo y Armando Matute se han entrenado casi con normalidad en la emergencia sanitaria por el covid-19. Los triatletas nacionales permanecen en Mooloolaba, Australia, desde el 10 de marzo.

Otros seleccionados que permanecen en el exterior, en cambio, retomaron sus prácticas regulares desde el 11 de mayo en los propios escenarios. Salvo, Alberto Miño (microtenista), Alfredo Campo (bicicrosista) y Samantha Arévalo (nadadora), quienes se preparan y residen en Alemania, Estados Unidos y Francia, los demás ansían volver al país.

Bravo y Matute llegaron a Mooloolaba para competir el 13 de marzo en la Copa Mundo de Triatlón. Ella terminó quinta y él 34. La segunda válida debía realizarse el 29 de marzo en Nueva Zelanda, pero se suspendió por la propagación del coronavirus. Cuando trataron de retornar al país los aeropuertos ya estaban cerrados.

En Australia no hubo cuarentena y eso permitió prepararse sin mayores restricciones. Ambos, dirigidos por Francisco Tirado, practicaron natación en la playa; mientras atletismo y ciclismo los realizaron en vías y lugares estratégicos como Montville y Maroochydore, en Queensland.

Según Bravo, “se ha entrenado bien y con normalidad”. Lo que sí extrañaron fue la piscina. Por eso, cuando abrieron sus puertas el 19 de mayo, Matute escribió en su muro de Facebook: “es una bendición volver a nadar en piscina, es una sensación inexplicable”. Bravo compartió esa emoción: “nunca pensé que podría extrañar tanto este cubo de agua”.

La atleta Valeria Chiliquinga también se ha preparado con regularidad en Portugal. En la cuarentena se alistó con el apoyo de su técnico en el Centro de Entrenamiento Vila Nova de Cerveira. Lo hizo de 14:30 a 18:30; mientras desde el 18 de mayo se entrena en jornada matutina y vespertina.

La lanzadora de martillo arribó a Vila Nova el 4 de febrero y su retorno a Ecuador se fijó para el 7 de abril. Pero la pandemia del covid-19 trastocó su planificación. “He sido afortunada porque me he preparado con pocas restricciones”.

María Eduarda Fuentes volvió el 11 de mayo a la pista de patinaje artístico en la localidad italiana de Boario Terme, en Brescia, tras dos meses de confinamiento. Allí, desde el 15 de febrero, realizaba la pretemporada con miras a los certámenes de este año.

Fuentes, quien se encuentra con su hija Leah del Rio, de seis años, volverá a Ecuador apenas se abran los aeropuertos. Su regreso estaba previsto inicialmente para el 16 de abril. “He vivido días intensos y de mucha ansiedad durante la cuarentena. He entrenado en casa de cinco a seis horas por jornada, seis días a la semana”.

Antes de ingresar a la pista, desde su reapertura, los patinadores siguen protocolos de bioseguridad. Hay control de temperatura, uso obligado de mascarillas y guantes, no se debe dejar caer en el sudor al piso y no puede estar más de un deportista en la pista, entre otras exigencias.

El microtenista Alberto Miño también volvió a entrenarse de manera regular en Dusseldorf (Alemania), ciudad en la que reside desde hace seis años.

Desde el pasado lunes cumple normas de higiene como usar el camerino pero no ducharse, mantener distanciamiento y menos contacto posible. La sala no puede ser utilizada por más de cuatro tenistas y el entrenador.

Miño asegura que en Alemania nunca hubo toque de queda, ni siquiera en la época más crítica. Pudo salir a correr tomando todas las precauciones del caso, cuyo trabajo físico fue complementado con ejercicios en su vivienda. Ahora intensifica su preparación en la parte técnica y táctica previo a la apertura de la Bundesliga. En Dusseldorf, la mayoría de los negocios están abiertos.

Hay otros seleccionados que se preparan en diferentes partes del mundo. Es el caso del patinador Jorge Bolaños (Colombia), de los ciclistas Benjamín Quinteros y Steven Haro (España), del piloto Diego Morán (China), de los atletas Juan Caicedo y Liuba Zaldívar (España), entre otros. La mayoría aún no tiene claro cuando volverá a competir.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)