9 de diciembre de 2019 00:00

Dos Directores Técnicos amigos rivalizan en la final de la LigaPro

Pablo Repetto y Fabián Bustos definen sus estrategias antes de la serie decisiva

Pablo Repetto y Fabián Bustos definen sus estrategias antes de la serie decisiva. Foto: Archivo EL COMERCIO y API

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 8
Álex Puruncajas
y Pablo Campos. (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Pablo Repetto mantiene silencio sobre el rendimiento de sus jugadores ante las cámaras, pero es capaz de hablarles fuerte o imponerles sanciones en la intimidad de la concentración de Liga si cometen una infracción.

Al entrenador uruguayo le gusta que sus dirigidos cumplan sus disposiciones con convicción. No le gusta agobiarlos con consejos de táctica y estrategia. Prefiere las arengas y les pide “actitud” para sacar adelante los partidos "bravos".

Así construyó al equipo que alcanzó el título nacional del 2018. Continuó con esa línea esta temporada y se instaló nuevamente en la final, en donde se medirá con Delfín, dirigido por un amigo suyo del fútbol: Fabián Bustos.

Los albos solo fueron líderes en la cuarta fecha de la primera etapa donde finalmente terminaron sextos , pero el nuevo sistema los favoreció para clasificarse a los ‘playoffs’.

En esta nueva instancia, la ‘U’ se destapó con Antonio Valencia y Cristian Martínez Borja como estelares. El ‘Toño’, quien retornó de Inglaterra, se destacó ante Universidad Católica y Martínez fue el hombre de los goles y las asistencias ante el Aucas.

Así, Liga se fortaleció y se convirtió un equipo goleador (53 tantos anotados en la primera fase y los ‘playoffs’) y fuerte en la zaga (recibió solo 34). Su juego colectivo mejoró en esta nueva etapa.

Así, con su estilo, Repetto llevó a la ‘U’ a su segunda final con la consigna de alcanzar su tercer bicampeonato (el equipo lo alcanzó antes en 1974-1975 y 1998-1999).

El entrenador, de 45 años y cabeza rapada, tendrá una semana intensa con la misión de guiar a LDU, además, a la duodécima corona de la Serie A. “Queremos darle otra alegría a la gente, en la final”, expresó.


Fabián Bustos vive sus últimas horas como técnico de Delfín. El 31 de diciembre termina su contrato y es prácticamente un hecho que será el nuevo entrenador de Barcelona de Guayaquil.

Pero el ‘Toro’, exdelantero de Deportivo Quito, de 50 años, quiere irse de Manta dejando un legado: Delfín juega su tercera final nacional y esta vez espera mejor suerte que en las dos anteriores: en el 2017 cayó ante Emelec en el torneo local y este año perdió la Copa Ecuador contra Liga.

Precisamente, desde este miércoles, Delfín tendrá que jugar con la ‘U’ para dirimir al campeón de la temporada. Tras la Copa Ecuador, el ambiente quedó caldeado. Las protestas de Bustos, un especialista en sacar de quicio a los árbitros, cayeron mal en la tienda alba liderada por su amigo Pablo Repetto.

Los dos entrenadores son amigos, pero ahora están más enfocados en su rivalidad deportiva y en buscar incrementar sus fortalezas y atacar las debilidades del contrario.

En ello, Bustos es un especialista. El entrenador maneja dos o tres esquemas tácticos, siempre en función de cómo se mueve el rival. “No nos encasillamos en una sola forma de jugar: cuando tenemos que atacar lo hacemos y también sabemos cómo defendernos adecuadamente para mantener la ventaja”.

El DT es considerado en Manta como el gran arquitecto del Delfín, un equipo que se atrevió a retar la hegemonía de los equipos grandes. Empezó a construir las bases en noviembre del 2016, cuando era gerente técnico del club, fichando a jugadores claves como Roberto ‘La Tuka’ Ordóñez. A mediados del 2018, con la salida del técnico Guillermo Sanguinetti se quedó al frente del equipo que se convence a sí mismo que su tercera final será la vencida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)