18 de junio de 2019 14:58

Edu Vargas, hombre gol de Sudamérica y salvador de un Chile con poco recambio en la Copa América 

El jugador de Chile Erick Pulgar (c) celebra un gol con Eduardo Vargas y Arturo Vidal (arriba) durante el partido Japón-Chile el 17 de junio de 2019. Foto: EFE

El jugador de Chile Erick Pulgar (c) celebra un gol con Eduardo Vargas y Arturo Vidal (arriba) durante el partido Japón-Chile el 17 de junio de 2019. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

COPA AMERICA 2019

El traje de superhéroe de Eduardo Vargas es una camiseta roja. Lo dejó claro en 2015 y 2016. Una indisciplina casi le arranca la capa. Pero en Chile saben que aún no hay nadie con sus poderes. Este 2019, 'Turbomán' ha vuelto al rescate en la Copa América.

Goleador en la dos últimas ediciones del torneo de selecciones más antiguo del mundo, acaba de sumar 12 dianas en su cuenta, tras las dos pinturas que le dibujó a Japón en el 4-0 que le metió Chile el lunes 17 de junio del 2019. 

Con ese doblete iguala a Coutinho en el presente torneo, supera por un tanto al peruano Paolo Guerrero como el máximo goleador activo de la Copa América, y queda a cinco goles del primer lugar histórico, que ostentan el brasileño Zizinho y el argentino Norberto Méndez.

Suma 38 tantos en su selección, a cuatro de distancia de Alexis Sánchez, goleador histórico de La Roja. Y eso que hasta inicios de este año, 'Edugol' ni siquiera estaba considerado en la planilla de Reinaldo Rueda para viajar a Brasil.

El hijo pródigo
En marzo de 2018 el delantero del Tigres de México desobedeció a Rueda durante una concentración en Estocolmo, cuando Chile enfrentó en amistosos a Suecia y Dinamarca. Se fue de fiesta y bebió alcohol, según reportó la prensa de su país.

Como una suerte de Nick Fury de estos Avengers, Rueda le quitó el uniforme. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Hasta que llegó la hora de viajar a Brasil 2019. 'El Niño Maravilla' Alexis Sánchez, su principal carta ofensiva, tenía una lesión que tardaba en sanar. Y en las canteras era difícil encontrar un reemplazo.

Rueda no tuvo más remedio que apretar el botón de emergencia y llamar a 'Turbomán'. Le habían quitado el traje pero no los superpoderes.

“ Edu Vargas vuelve de un castigo de un año y trae el gol al ataque de Chile, porque Chile no estaba haciendo gol con los atacantes ” , dice a la AFP el comentarista deportivo chileno Eugenio Salinas.

Un héroe profesional
Rueda lo convocó nuevamente para el amistoso preparatorio ante Haití del 6 de junio. 'Edugol' anotó el primero de la victoria 2-1. Vargas ha demostrado a lo largo de su trayectoria su profesionalismo cuando las circunstancias se lo exigen.

Fue capaz de jugar un partido contra México y anotarle cuatro goles en aquel memorable 7-0 de la Copa América Centenario 2016 que los puso en semifinales, cuando había recibido la noticia de la hospitalización de su madre.

Y aunque no está libre de polémica frente a clubes rivales en México, con actitudes cuestionables, demuestra que su verdad la escribe con goles.

A Edu le pasa algo distinto que al mejor jugador del planeta, Leo Messi. Le va mejor en su selección que en los clubes donde ha militado.

En el torneo Apertura mexicano de este año sólo anotó cinco goles.

Inicio cuesta arriba
Vargas siempre tuvo el sueño del balón, como dice su padre. “Es un don que le dieron” , contó Eduardo padre.

Formado en las canteras de Universidad Católica y Palestino, le fue difícil colocarse en un club, incluso en los tradicionales Universidad de Chile -con el que años después sería campeón del Apertura 2011- y Colo Colo.

Fue en 2005, durante un reality de fútbol 7, donde se hizo conocido. Después alineó en un club amateur e intercambió con el aquel entonces juvenil Arturo Vidal, llamando la atención de un técnico.

En 2006, fue a parar al Cobreloa, aquel club del desértico norte de Chile desde donde emergió la otra estrella, Alexis Sánchez.

A diferencia de la explosiva carrera del 'Niño Maravilla', a Edu le tomó tiempo el éxito.

En 2008, fue el propio Marcelo Bielsa quien lo tocó con su varita mágica y lo convocó para la Sub 23.

Tres años después sería visto por la Universidad de Chile, y se volvió el goleador de la Copa Sudamericana 2011 y el segundo mejor jugador de América de ese año, después de Neymar.

El resto es historia. Vargas ha pasado por el Nápoles, Gremio, Valencia, Queens Park Rangers, TSG Hoffenheim y, finalmente, Tigres de México.

Chile y un motor reparado 
Más allá de las alegrías, para el comentarista Eugenio Salinas es importante tener en cuenta que la convocatoria de Vargas pone en evidencia el poco recambio de jugadores que tiene Chile de forma inmediata.

“En los amistosos Rueda probó jugadores buscando recambio en Chile, y no hay”, explica Salinas. En el duelo ante Japón, los nuevos en el campo fueron el portero Gabriel Arias, el centrocampista Erick Pulgar y el defensa Guillermo Maripán.

“El partido contra Ecuador nos va a decir el real estado del equipo. Estamos con una generación dorada desgastada, con un rendimiento que va en declive, con casos excepcionales como Arturo Vidal”, agregó.

Chile enfrenta a Ecuador por el Grupo C el viernes 21 de junio del 2019 en Salvador. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)