24 de octubre de 2017 00:00

El Andino es un semillero del baloncesto

Estudiantes del Colegio Andino celebran el título conseguido ante el Mejía en la categoría juvenil de básquet hoy, 28 de abril, en el coliseo General Rumiñahui. Foto: El Comercio

Imagen referencial de los estudiantes del colegio Andino en Baloncesto. EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12
Redacción Deportes
Redacción Deportes 
(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El colegio Andino es un ‘duro’ del baloncesto de Quito. Ostenta siete títulos de las ocho categorías en las que intervino en el período 2016-2017.

La institución educativa se impuso en las divisiones escolar, infantil, cadetes y juvenil, tanto femenina como masculina. Solo en la división juvenil femenina, el plantel colegial debió conformarse con la tercera posición.

Con uno de esos títulos alcanzó un hito, en mayo. Tras derrotar a Spellman, en la final Sub 16, alcanzó su corona 100.
Para Sergio Recalde, entrenador del equipo de baloncesto, el desempeño de los 120 alumnos de las ocho categorías del colegio es la base de los títulos y del prestigio.

La práctica de esta disciplina es tradicional. Durante 30 años, Andino impulsa a sus estudiantes en el deporte.

Recalde lleva nueve años en el colegio, pero recalca que el 2016 fue especial por los títulos alcanzados. Para el técnico “se trata de un proceso”. Destaca la tenacidad de los jugadores y su disciplina.

El baloncesto es el deporte que más atrae a los estudiantes, durante todo el año. En sus vacaciones, los seleccionados también asisten a los talleres vacacionales.
 
Germán Escobar, coordinador deportivo de la institución recuerda que, durante los 30 años, el baloncesto generó la mayor cantidad de títulos. Considera que esto se debe también al esfuerzo de los estudiantes, pese a sus actividades diarias colegiales.

Para conseguir los éxitos, los estudiantes que integran los equipos equipo reciben becas. Esto forma parte de una política de la institución para promover el esfuerzo.

Escobar y Recalde buscan otros campeonatos o eventos para que sus dirigidos obtengan mayor experiencia.

Escobar se contactó con el club Orlando Magic, de la NBA. Así, se abrió la opción para que el equipo asista por unos días del campamento organizado por el club estadounidense.

Esta es una iniciativa que el colegio realiza por cuarto año consecutivo. La propuesta es que, durante nueve días, los niños disfruten del baloncesto. En tres de esos días de gira, los jugadores recibirán charlas y se entrenarán en el Campamento del Orlando Magic.

Además, los jóvenes recibirán al Orlando Magic en la cancha e ingresarán a una zona preferencial de un partido.

En este año tendrán la oportunidad de estar en el partido con los Charlotte Hornets. También recibirán ‘souvenirs’ del equipo.

Cada jugador debe cancelar USD 1 460. El coordinador admite que el precio impide que todos los miembros del equipo accedan a esta posibilidad.

Sin embargo, explica que, a más del paseo, esta será una oportunidad para que los colegiales permanezcan cerca de un club profesional. Además, podrán mostrar sus habilidades a miembros del Orlando Magic, algo que no ha podido llegar a todos.

Escobar indica que a este viaje están invitados niños y jóvenes de entre 8 y 18 años. No es necesario que ellos pertenezcan al colegio.

La idea es que con el tiempo gran parte del equipo pueda participar y disfrutar de esta oportunidad, como incentivo para quienes tienen buen desempeño y que no alcancen a costearse el viaje.

“A futuro queremos encontrar el financiamiento que nos permita llevar a quienes no tienen las posibilidades económicas de pagarse el viaje”, expresó Escobar.

Para él, esto podría incentivarlos a los jóvenes. Expresa que, con trabajo en el deporte y academia, los jóvenes mantienen su mente ocupada de una manera sana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)