Hospital Eugenio Espejo mantiene plan de contingenci…
El Pico y placa sigue suspendido en Quito este 29 de junio
Pobladores indígenas permanecen en los exteriores de…
Voces ecuatorianas del Orgullo Lgbtiq+
Leonidas Iza pide calma a las bases indígenas y que …
Manifestantes bloquean 26 tramos de vías en Pastaza
Carpa de atención médica en la Universidad Central a…
Gobierno contiene colapso de la producción petrolera

Tres heridos graves en ataque de ultras en un partido de waterpolo en Grecia

El Olympiacos ganaba 15-2 contra el Glyfada cuando se acercaba el final del partido. Entonces, entre 20 y 25 personas con cascos, vestidas de negro y con cuchillos y bates, invadieron la piscina del Pireo

El Olympiacos ganaba 15-2 contra el Glyfada cuando se acercaba el final del partido. Entonces, entre 20 y 25 personas con cascos, vestidas de negro y con cuchillos y bates, invadieron la piscina del Pireo

El Olympiacos ganaba 15-2 contra el Glyfada cuando se acercaba el final del partido. Entonces, entre 20 y 25 personas con cascos, vestidas de negro y con cuchillos y bates, invadieron la piscina del Pireo. Foto: Twitter / @UltrasTifo

Tres personas resultaron “heridas de gravedad” en el ataque de un grupo de ultras que irrumpió este sábado 2 de marzo de 2019 en un partido de waterpolo, anunció la Federación de Natación Griega, mientras que los medios anunciaron que los agresores lograron escapar antes de la llegada de la policía.

El Olympiacos ganaba 15-2 contra el Glyfada cuando se acercaba el final del partido. Entonces, entre 20 y 25 personas con cascos, vestidas de negro y con cuchillos y bates, invadieron la piscina del Pireo, golpeando indiscriminadamente a los 40 espectadores presentes, explicó la federación.

“Además rompieron y tiraron a la piscina el ordenador portátil de un fotógrafo. Tres personas fueron heridas de gravedad en la cabeza y muchos espectadores han sufrido problemas respiratorios debido a las bengalas”, señaló la federación.

Según los medios no hubo arrestos porque la policía llegó después de la marcha de los ultras, que partieron rompiendo varios coches.

“Este incidente sin precedentes en la historia del waterpolo griego es condenado de manera firme por la federación, que se preocupa porque las personas que causaron estos destrozos no están ligadas de ninguna manera a este deporte”, añadió.

“Un llamamiento a todos los órganos competentes para investigar sobre este incidente y proteger así nuestro deporte, a nuestros deportistas, entrenadores y a todas las personas implicadas en el deporte”, continuó.