5 de marzo de 2019 00:00

Alexander Cepeda cambió el fútbol por el ciclismo

Alexander Cepeda en su ascenso al Cristo Redentor, donde ganó la etapa en Mendoza. A la der. con Paulo Caicedo y Joel Fuertes, en el podio de la octava etapa, en Argentina. Fotos: Vuelta a Mendoza

Alexander Cepeda en su ascenso al Cristo Redentor, donde ganó la etapa en Mendoza. A la der. con Paulo Caicedo y Joel Fuertes, en el podio de la octava etapa, en Argentina. Fotos: Vuelta a Mendoza

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
David Paredes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN


Hace 10 años, subirse a una bicicleta y recorrer las carreteras de Sudamérica no estaba entre sus planes. El joven Alexander Cepeda Ortiz, a los 13 años, soñaba con ser futbolista. Era mediocampista y delantero. Le gustaba marcar goles en la canchita de su escuela, en El Playón de San Francisco, donde se juntan Carchi y Sucumbíos.

Eso de tener una bicicleta y competir por el país lo veía lejano. En ese entonces, la ‘fiebre’ del ciclismo apenas estaba tomando forma en las provincias fronterizas. Sus amigos, poco a poco, se iban alejando de los arcos y abandonaban en el esférico. Él veía como sus compañeros de juego tomaban otro rumbo.

“Todos los chicos del sector le cogimos gusto al ciclismo por la escuela de Juan Carlos Rosero. Él fue el que impulsó ese deporte a las nuevas generaciones”, asegura Cepeda, quien el mes pasado fue uno de los ciclistas más destacados de la Vuelta Ciclística a Mendoza (Argentina).

En la escuela de Rosero conoció de cerca a Richard Carapaz y Jonathan Caicedo. Ambos pertenecen a clubes internacionales que hacen parte del World Tour. En sus primeros pasos por el ciclismo de ruta tuvo la oportunidad de crecer junto a su amigo de infancia, Jonathan Narváez. Otro de los ciclistas ecuatorianos que compiten en el extranjero, en la élite del ciclismo mundial.

“Con Caicedo y Carapaz nos conocemos del pueblo. Ellos también fueron parte de la escuela que abrió Juan Carlos Rosero. A Narváez lo conozco, porque es un año mayor a mí y estudiamos en la misma escuela”, dice Cepeda, quien ya se perfila para ser uno de los ciclistas revelación de la temporada.

Toda la experiencia adquirida en los últimos años lo llevó a conocer otros países. Su reciente prueba internacional fue en Argentina. Participó con el equipo Coraje Carchense en la Vuelta a Mendoza.

Su rendimiento en esta competencia hizo que clubes de Europa y Colombia se fijaran en este pedalista de 20 años. Cepeda fue líder de la vuelta durante tres días. También ganó la etapa cumbre (93 kilómetros en montaña desde Uspallata, hasta la cima del Cristo Redentor).

“Cepeda demostró que está a la altura de otros ciclistas internacionales. Tiene cualidades asombrosas para un joven de su edad. Es fuerte en la montaña y sabe cómo trabajar en cuestas y sacar ventaja”, dijo su entrenador Paulo Caicedo, quien ganó una edición de la Vuelta al Ecuador, en sus tiempos de ciclista de élite.

El joven ciclista carchense recibió el apoyo de sus amigos. Richard Carapaz, quien el año pasado fue cuarto en el Giro de Italia, fue de los primeros en llamarlo cuando culminó la penúltima etapa, en la que alcanzó el triunfo.

“Richard me llamó emocionado. Desde que empezó mi carrera profesional siempre he sentido el apoyo de él y del resto de colegas de la provincia”, asegura Alexander.

Su próximo reto será la Vuelta de la Juventud, que se disputará en mayo, en Colombia. En esta competencia participan ciclistas Sub 23 y tiene una duración de tres semanas. En este evento se impuso el ecuatoriano Richard Carapaz, en el 2015 y significó su salto a España: lo fichó el equipo Lizarte, para luego ser contratado por Movistar Team .

En estos días, Alexander debía resolver su futuro deportivo. El interés del equipo cafetero Sub 23 Avinal GW le hizo una oferta.

“Debo pensarlo bien. Colombia es una vitrina muy importante nivel mundial, pero ir a Europa me acercaría a mi sueño de competir en el World Tour”, dice Cepeda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)