18 de septiembre de 2018 00:00

Un SOS por la torre de control del viejo aeropuerto

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 30
Pedro Ponce Correa

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Paso con frecuencia frente al futuro centro de convenciones que se construye en el Parque Bicentenario y observo cómo los viejos edificios de lo que era el Aeropuerto Mariscal Sucre dan paso al modernismo y a la nueva función de este espacio público.

Me preocupa saber si en la lista de los “edificios a derrocar” estará la vieja torre de control. No sé qué planes tiene el Municipio de Quito en lo que se refiere a rescatar la historia detrás de este importante parque, pero la torre de control es uno de los símbolos de la misma y debería ser conservada.

El viejo aeropuerto tenía un sabor especial, era más familiar que el actual. El ir a recibir o despedir a alguien era un evento familiar y pasábamos mucho tiempo acompañando al viajero hasta que se “embarque” o esperando hasta que salga de migración y aduanas. En ese período, además de comprar papas fritas a un ex boxeador quien era una cara familiar allí, pasábamos “horas” viendo el fresco de Galo Galecio sobre Elia Liut y su cruce de los andes en el Telégrafo I, hazaña que terminó con su aterrizaje en el campo de Iñaquito al finalizar la etapa Riobamba-Quito el 28 de Noviembre de 1920. Ese fresco nos hacía soñar en volar mirando tan de cerca las montañas, en aventurarnos, en arriesgarnos y nos imaginábamos lo que fue la hazaña de Liut, y nos veíamos también piloteando un avión así … o tal vez, uno más grandecito.

No muy lejos de allí, en la base militar de la FAE se encuentra en un pequeño museo el icónico avión. El verlo emociona y nos hace valorar más esos audaces vuelos en una época en que las comunicaciones avión-tierra eran prácticamente inexistentes.

Allí podemos observar otros aviones. La Base Aérea Mariscal Sucre inició su construcción en 1935; la FAE ha realizado un esfuerzo por rescatar y mantener la historia de la aviación civil y militar del Ecuador.

Sería bueno que el Municipio de Quito y la FAE unan esfuerzos para rescatar la historia aeronáutica de esta zona. Se podría considerar ampliar el museo existente además de conservar elementos como la torre de control del viejo aeropuerto para utilizarla con fines interpretativos, más aún ahora, sabiendo la FAE está próxima a cumplir 100 años como institución.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (0)