Menos niños en las aulas por falta de transporte y m…
El crimen organizado gana terreno en las fronteras e…
Aterrizaje forzoso
Organizada y periférica, dos tipos de alquiler de de…
La estrategia de Jorge Glas fue no presentarse a la …
El crimen organizado avanza ante una débil institucionalidad
Negocios suman más guardias por inseguridad
Proceso de paz en las cárceles no frenará, a corto p…

Similitudes

Veo un programa televisivo de gran audiencia cada noche. Me sorprende la actitud de enojo y soberbia de uno de los participantes ante los comentarios del jurado. Amenaza con retirarse si insisten en ver sus “costuras” ¿Se cree infalible? ¿Supone que es “perfecta” y en nada debe mejorar? ¿Su ego o sus temores aniquilan su humildad? ¿No entiende que nadie es indispensable? ¿No calcula que el peso de sus palabras juega en su contra? ¿Cree que tiene tantos talentos que no importa lo que diga o haga? ¿Considera que las críticas a su desempeño son ofensas y solo pretenden apocarla? ¿Si no dicen lo que quiere oír, se convierten en sus enemigos?