Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

Presencia política católica

El 21 de Octubre/16 el Presidente electo del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, en ceremonia especial ofreció a Dios la Consagración del Perú, y la actividad de su mandato en el ejercicio de sus altas funciones. Soy católico. He presenciado y oído la oratoria de docenas de Presidentes en casi todo el mundo y nunca he escuchado palabras tan bellas como las manifestadas por el señor Kuczynski.

La reflexión que me hago es concreta y lógica. Sin desestimar otras religiones, y con algunas excepciones, los ciudadanos del universo entero llevan en su interior el sentimiento espiritual que los guía.

¿Por qué, entonces, las autoridades políticas que conducen a las diferentes naciones jamás mencionan en sus actividades la presencia cercana y permanente del Padre Celestial? ¿Por qué no ofrecen actuar, en las obligaciones para las que fueron elegidos, bajo las enseñanzas, y acciones de quien mostró al mundo, hace dos mil años, la humildad, cercanía, fraternidad, entrega, honestidad, sacrificio, unidad que llevarían a un pueblo –cualquier pueblo- a constituir la sociedad anhelada y buscada en tantas generaciones?

Por eso me impactaron tanto las palabras de Pedro Pablo Kuczynski, Presidente del Perú, que comenzó pidiendo perdón a su país por alguna falta cometida en épocas anteriores y ofreció gobernar de acuerdo a las enseñanzas recibidas en el contexto de su catolicismo. Estoy seguro que algo parecido nos hace falta en nuestro país.