Incendio causó daños en tres inmuebles del cantón Fl…
Transeúnte impidió el suicidio de un hombre en Ambato
Falta de coherencia ideológica en los candidatos a l…
Las mesas temáticas pendientes retoman diálogo desde…
Una comisión especial se sumará a la Asamblea para i…
Esto se conoce sobre el allanamiento a la residencia…
Una explosión eléctrica en un centro de Google dejó …
Inamhi prevé lluvias con tormentas y posible caída d…

Luz en la oscuridad

En muchos sectores de la ciudad y ante tanta inseguridad, se escucha la famosa pregunta que se hacía en un programa de TV: "¿Y ahora, quién podrá defendernos?", y en lugar de la inmediata respuesta solo se oye un interminable silencio.

Pero hay un sitio donde sí hay respuesta y ella viene, a diferentes horas, acompañada del sonido de una sirena policial. Esto sucede en la Bakker II, y los sectores aledaños defendidos por el UPC-La Campiña, al mando del Subt. David Anrango.

Los moradores del sector vivimos a la defensiva ante la presencia de la prostitución clandestina, los bares y la delincuencia que estos generan, pero no estamos solos, tenemos unos ciudadanos uniformados que hacen honor a su trabajo en favor de los demás.

Gracias a la UPC-La Campiña por demostrar que no todo es negativo, que hay muy buenos elementos en la Policía, que cumplen su deber a cabalidad y que velan por la seguridad del sector encomendado.