17 de agosto de 2018 00:00

Israel, una vez más denostado

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Camilo Torres Perl

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En “Israel y la desmemoria” de Alan Cathey, el autor pretendió analizar la política israelí a raíz de la aprobación de la Ley “Israel Nación-Estado del Pueblo Judío”, pero demostró su desconocimiento de historia, leyes y realidad israelíes. Afirmó que la Resolución 181 definió la creación de un estado “israelí” y uno “palestino”. Estos términos jamás se mencionan en dicho documento.

Mencionó que en su “Constitución originaria” Israel nació como estado multicultural y multirreligioso. Israel no tiene constitución y en la Declaración de Independencia no se mencionan las palabras multirreligioso ni multicultural. Para referirse a organizaciones terroristas que han asesinado a miles de civiles israelíes utiliza el eufemismo de “organizaciones de milicias” y los atentados terroristas son “métodos no convencionales”.

Califica de “apartheid” político a la nueva Ley ignorando la realidad israelí, su sistema legal y dinámica social en la cual ciudadanos árabes cristianos, musulmanes y de otras minorías, ocupan altos cargos en el ejército, Gobierno, Parlamento, Corte Suprema de Justicia, diplomacia, etc. Las críticas a Israel son legítimas a la luz de la libertad de expresión. Sin embargo, comparar su jurisprudencia y políticas, con la ideología nazi y su concepto de “raza elegida”, con la cual exterminó seis millones de judíos, es una afirmación antisemita tipificada por la Agencia para los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (3)