Los deslizamientos de tierra bloquearon la vía Pelil…
Egipto donará USD 500 millones para la reconstrucció…
Jesús Santrich, disidente y exguerrillero de las FAR…
Cuenca no será declarada en emergencia por las inundaciones
El presidente electo, Guillermo Lasso, dice que pref…
El gerente general de El Nacional de Venezuela confí…
Taxistas realizan una caravana pacífica en Quito par…
ONG venezolana denuncia el incremento de fallas de l…

Hallazgo

En la web, hallé un interesante socialista. De hogar humilde, en las urnas su elocuencia lo llevó rápido al poder, ampliándolo un congreso servicial, al control de todas las funciones del Estado.
Tuvo feroz campaña de descrédito a sus detractores. Enfrentó con reglas duras prensa, radio, TV, apresó directivos e incautó lo que fuera. Algunos se quedaron bajo la espada de Damocles. La baja economía empezó a subir. Nacionalizó de todo.
 Enfiló su verborrea hacia un grupo próspero, de principios y raíces familiares fuertes. Los acusó desde la mala economía hasta el manejo de masas.
Buscó devolver al país el “respeto y dignidad” perdidos. Nadie osaría influir o invadir. Cambió los textos escolares a gusto. Fijó  qué estudiar. Aún usó el deporte para sus fines.
Las protestas: aplastadas, denigradas, asoladas y muchas veces violentadas, ante la apatía de la justicia.
Pocos jerarcas que pensaran y actuaran como él eran sus amigos. Tuvo triste fin. ¿El nombre? Busque en la historia. ¿O qué pensaba?