16 de febrero de 2020 00:00

El servicio de transporte es un derecho no una dádiva

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Mariana Tobar Arce

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Es increíble la realidad que vive el barrio de San Pedro de El Valle de la parroquia de Nayón en cuanto al servicio de transporte; anteriormente muchas directivas pasaron solicitando a la Empresa Metropolitana de Movilidad durante 12 años consecutivos y el 15 de marzo del 2016 se logra que los alimentadores de la Ecovía hagan la ruta Río Coca-Nayón-San Pedro-Monte Aromo desde las 06:00 hasta las 21:00, sin servicio sábados, domingos y fiestas cívicas, aduciendo que no es rentable porque no hay gente.

No es así, ya que existen varias urbanizaciones en pleno auge de la construcción, de paso vale la pena señalar que no están respetando el ancho de las vías porque saben que no se cuenta con los trazados viales, entonces es una gran plaza de trabajo para albañiles, jardineros, empleadas domésticas, profesionales, proveedores, etc.

Además es zona turística por los viveros, restaurantes, complejos deportivos y de recreación. Como moradora creo que el barrio ha sufrido discriminación a pesar que en la Constitución reza en el Art: 394 “El Estado garantizará la libertad de transporte terrestre; aéreo marítimo y fluvial, dentro del territorio nacional sin privilegios de ninguna naturaleza.

Sin embargo no se cumple, San Pedro es cuna de longevos y es triste ver cómo madres con niños en brazos, mujeres embarazadas y ancianos de bastón tienen que subir en las camionetas para transportarse los días que no da servicio la Ecovía.

También se ha constituido como una vía alterna y de descongestión para el ingreso de los valles nororientales y el aeropuerto, la comunidad pide a gritos escuchen la solicitud de extensión del servicio si es posible hasta Cumbayá, sin necesidad de aumentar carros, pero que el transporte sea completo, de lunes a domingo.

Hemos solicitado nuevamente y vinieron en octubre a realizar una inspección entre tres personeros de la Empresa Pública de transporte de Pasajeros de Quito, vieron como se moviliza la gente en camionetas, como costales de papas, arriesgando la vida, palparon la necesidad y ofrecieron normalizar el servicio para el mes de febrero, pero como no nos responden les decimos que estamos exigiendo un derecho y no una dádiva.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)