El Papa pide paz en Ucrania: ‘Por favor, nunca…
Berlusconi, hospitalizado en Milán con una infección
Hungría donará a Ecuador 150 000 dosis de AstraZeneca
El relleno sanitario de El Inga será cerrado
Los contribuyentes ya sienten el incremento del impu…
Gobierno piensa en la reforma judicial
Alfonso Terán: ‘No podemos estar aislados, eso es te…
58 años de cárcel para quien asesine a un policía en…

Cartas al director / 21 de octubre del 2021

Carta urgente a los parlamentarios

Guillermo Perez de Castro

Es inconcebible que la Asamblea Nacional se haya convertido en un obstáculo, aproximadamente insalvable, para que el Gobierno lleve a cabo las reformas necesarias y urgentes en materia económica y laboral.

No es posible que los partidos y movimientos políticos que integran el órgano legislativo se hayan confabulado perversamente, casi en un pacto colusorio, para que las propuestas del Ejecutivo sean rechazadas de plano con argumentos traídos de los cabellos, perjudicando a la urgente reactivación económica y la impostergable modernización laboral. Los representantes del pueblo en la Función Legislativa no tienen otra misión que coadyuvar a la siempre anhelada estabilidad democrática para conseguir el progreso y el despegue del país hacia mejores días.

El bochinche, el entrampamiento en la aprobación de leyes y las mañoserías en las que incurren algunos despistados de su verdadera misión al interior del Parlamento en nada contribuyen para mejorar su imagen.

Señores asambleístas, no hay tiempo que perder, la nación exige de ustedes un comportamiento sin odios ni revanchas, y que sus esfuerzos diarios contribuyan al mejoramiento de vida del pueblo. El filósofo griego Zenón dijo: “Ninguna pérdida debe sernos más sensible que la del tiempo, puesto que es irreparable”.  

Y… ¿El 2% de impuesto a la microempresas?

José Eduardo Carrera Tipán

Se ha planteado en forma reiterada la difícil situación que se encuentra atravesando el pequeño productor de leche, entre otros aspectos por la baja del precio del litro de leche, el incremento del precio de los fertilizantes, sales minerales, sobrealimento, medicinas veterinarias y demás insumos agropecuarios que continúan en aumento desde el mes de julio. No existe una entidad o autoridad que controle o detenga el alza de estos precios.

Este mes de octubre, para los pequeños productores de leche y para todos los microempresarios no es un mes de “concordia” sino un mes de gran preocupación, aún mantenemos la deuda en que incurrimos para pagar el impuesto a las microempresas del año 2020, y ya tenemos que volver a solicitar créditos para cumplir con el pago correspondiente al primer semestre del presente año.

Impuesto fiscalista e injusto que grava a las ventas brutas y que sumados a los intereses generados por nuestras deudas, encarecen notablemente los costos de producción de los microempresarios.

Señor Presidente Lasso, considero que el no cumplir de manera oportuna con los ofrecimientos de campaña: eliminación del impuesto a las microempresas y disminuir las tasas de interés, no solo que agravan la situación económica y la permanencia de los pequeños productores; sino que también abona de argumentos a los detractores y opositores de su gobierno.

Señor Presidente, ojalá no pierda el apoyo del sector microempresarial ni de la clase media.

 ¿El “Encuentro” con eficiencia…?

César Aurelio Molina Pérez

Absortos al menos, y perplejos al máximo cuando el Presidente Lasso reconoce los errores (y horrores jurídicos, digo yo) que contenía el proyecto de ley de Creación de oportunidades, así como su correcta decisión de enviarlo en tres leyes, rectificando y cambiando las graves inconsistencias doctrinarias laborales, fiscales y tributarias, así como de ciertas falacias socio económicas (mi Carta publicada en este medio el 10/06/2021).

Frente a estos hechos, reitero mi apreciación de que el señor Presidente está huérfano de asesorías puntuales en los temas tratados y particularmente en el área jurídica, tal como lo señalé en mi Carta publicada en este medio el 29 de mayo 2021.

Por otra parte, como corolario de los ‘Pandora papers’, el señor Presidente ha calificado de “canallesco” el llamado de la Comisión de Garantías constitucionales, tanto a su esposa como a su hijo. Estoy plenamente de acuerdo con el criterio y expresiones del Primer Mandatario, en razón de que, en primer lugar no se trata de empleados públicos, y luego porque de inicio se está prejuzgando la actuación de sus familiares. Señor Presidente, por favor no dé pábulo al circo romano en que descalificados quieren convertirlo, y deseche la idea de que lo acompañen su esposa e hijo por esta ocasión y la referida circunstancia.

En otro orden de cosas, espero que para el presupuesto del 2022 se tome en cuenta los recursos para la creación de los 570 fiscales que la titular viene reclamando desde que tomó posesión del cargo.

Ya es hora de que los que se llevaron los 70 mil millones de dólares estén en el lugar que les corresponde, y no como representantes en la Asamblea Nacional, peor aún dándonos cátedra de ética y anticorrupción. El cinismo no tiene límites!, basta ya de tanto despropósito.  

Dictadura progresista

Leonardo Paredes Narváez

El progresismo contemporáneo representado principalmente por el feminismo radical de género y los colectivos LGBT han venido ganando un espacio importante dentro de nuestras civilizaciones. No por el apoyo que reciben de la sociedad civil, sino por lo violentos que pueden llegar a ser.

A esto hay que sumarle el apoyo del Estado, que para protegerlos y garantizar sus “derechos” ha tomado medidas correctivas autoritarias. En otras palabras, el Estado quiere decirle a la gente lo que tiene que hacer para no ofender a ciertas minorías.

Afortunadamente, en Ecuador la corrección política no ha llegado a niveles extremos. Sin embargo, es un fenómeno que no tardará en llegar, puesto que detrás de todo este circo se encuentra una agenda política con fines globalistas.

Las libertades individuales se encuentran en riesgo con el avance de la dictadura progresista. En países como Argentina se han presentado casos donde profesores han sido sancionados y destituidos de su cargo por decir que solo existen dos sexos. En España, avanza un proyecto de ley que pretende castigar a las personas que expresen que la mujer embarazada alberga la vida de un ser humano. Todo esto a favor de minorías para que no se sientan coartadas en sus derechos y libertades, cuando realmente se está atentando contra la libertad de opinión y el debate, que son fundamentales para una sociedad civilizada que pretende vivir en democracia. Hemos llegado al punto que la crítica al feminismo radical y todas sus pretensiones como el aborto, cuotas de género, entre otros aspectos, convierten a las personas en misóginas, machistas, patriarcales y antiderechos. En EE.UU., una universidad de Pensilvania sanciona a los estudiantes que no hablen en lenguaje inclusivo porque puede llegar a afectar la integridad de ciertas personas. Esto ha generado que las personas decidan no expresar sus opiniones por el miedo a ser catalogadas con algunos de los adjetivos mencionados. Todo por el miedo a ser excluidos de su círculo social, algo que es entendible pero que una sociedad racional y civilizada no debería pasar.

El feminismo contemporáneo, los movimientos LGBT y todos aquellos que claman por diversidad, pero que cuando otra persona critica su insostenible discurso ideológico es catalogado como lo peor del mundo, deja en evidencia que no hay una lucha por derechos o libertades, lo que hay son intereses globalistas que deben ser analizados desde la biopolítica y geopolítica para entender su necesidad de censurar y atacar a aquellos que se plantan a debatir y criticar todas sus pretensiones. No nos dejemos engañar, y no tengamos miedo a expresar nuestras opiniones frente a quienes pretenden silenciarnos.

Para finalizar, recordemos que las libertades no se pierden por los que se esmeran en atacarla, sino por aquellos que no son capaces de defenderla. 

Suplementos digitales