14 de enero de 2021 00:00

Sobre artículo de opinión

valore
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 1
Contento 2
Carlos Alberto Velástegui, viceministro de Movilidad Humana, Ministerio de Relaciones Exteriores

El columnista y embajador en servicio pasivo Francisco Carrión Mena en su artículo “¿Derroche en el proceso electoral?” (El COMERCIO, 5-01-2021) critica que la Cancillería haya dado su aquiescencia a una decisión del Consejo Nacional Electoral de contratar 19 personas de apoyo para las votaciones en el exterior. Al respecto cabe indicar que: 1) el derecho político al sufragio en el exterior es una conquista de los ecuatorianos migrantes que no puede ponerse en peligro por una mala organización de los comicios; 2) el CNE es ente rector en la materia, como ordenan la Constitución de la República y el Código de la Democracia, y 3) la Cancillería tiene la obligación de brindar todo su apoyo, como lo está haciendo. En concreto, es importante que la ciudadanía conozca que las elecciones de 2021: 1) Se llevarán a cabo en 64 oficinas consulares, que cuentan con 101 zonas electorales, en 43 países; 2) Existen 410.239 ciudadanos ecuatorianos empadronados en el exterior (286% más que los 143.352 de 2006), y 3) El presupuesto definido por el CNE es de USD 2 515 596,85, 56% menor, debido a la crisis económica que está atravesando el país, al de 2017 (USD 4 500.000). Por otro lado, la Cancillería, consciente de esa misma crisis económica, cerró 8 embajadas, cada una de las cuales contaba con una sección consular, 5 oficinas consulares adicionales y redujo personal diplomático, auxiliar y de contrato local en varias oficinas consulares. Es correcta la afirmación del embajador Carrión de que muchos consulados participan en el proceso electoral sin necesidad de personal de apoyo contratado. En efecto, así lo hacen 45 oficinas consulares. El apoyo que se requiere es el mínimo indispensable y ha sido decidido por el CNE analizando el número de electores y las zonas electorales. Eso pasa, por ejemplo, en los consulados que menciona el Emb. Carrión, seguramente por desconocimiento: La Habana, Tegucigalpa y Ottawa. El primero de ellos maneja dos zonas electorales; el segundo asume la jurisdicción electoral de Managua, Nicaragua, ante el cierre de aquella misión; el tercero, justamente porque implementa el Plan Piloto de Voto por Correo, requiere el envío de los paquetes por correspondencia en un mismo día, además de que esa oficina asume la organización del proceso electoral del consulado en Montreal que fue cerrado. Recuérdese que las elecciones de este año se dan en el contexto de la pandemia del covid-19, realidad global que exige cumplir con las reglas sanitarias establecidas por cada país, incluidos límites de aforo, exigentes protocolos sanitarios, restricciones a la movilidad, etc., lo que requiere una acción mucho más cuidadosa y organizada para preservar la salud de los electores, los miembros de las juntas y el propio personal consular. Todo ello justifica el mínimo personal adicional, cuya contratación, reitero es decisión y responsabilidad del CNE.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (4)