El BID aprueba ayudas por USD 1 650 millones de dól…
Sebastián Yunda salió libre bajo fianza en Argentina
Tía de Sebastián Yunda asegura que fue liberado en Argentina
Santiago Guarderas llevará Serenata a Guillermo Lasso
Carro aplastado por una roca en temblor quedó como nuevo
Andrés Vallejo será el nuevo embajador de Ecuador en España
Fiscalización recomienda juicio político contra Supe…
Colectivo realizó plantón en Ibarra por falta de medicinas

Actuemos como profesionales

Cuando uno adquiere una profesión, luego de varios años de estudios, y en algunos casos inclusive de investigación (no todos los profesionales, lamentablemente, cumplen estas etapas a cabalidad), se entiende que adquiere una serie de conocimientos básicos que le permiten ejercer su profesión con solidez, probidad, seguridad.

Ocurre en todas las profesiones: Ingeniería, Medicina, Arquitectura etc. Podemos encontrar, en la labor de cada uno de los profesionales diferencias de matices, más nunca diferencias en conceptos básicos.

Sin embargo, es pan de cada día, encontrar las diferencias de conceptos básicos entre los abogados, discrepancias fundamentales, que nos dejan sorprendidos. Nos llevan, esas discrepancias, a dudar si realmente existe una profesión de las Leyes.

Se ha generalizado el concepto, que en son de broma se repite: “donde hay dos abogados, hay tres opiniones”.

Estas actuaciones se esconden detrás del concepto de “interpretar las leyes”, lo que en buen romance significa que las leyes están escritas para que cada abogado la interprete a su antojo. ¿Es esto lógico?

Es grave esta situación, pues los abogados, cuando llegan a jueces, pueden crear un maremágnum jurídico.

Me parece que puede ocurrir es que cada abogado aporte con sus conocimientos a esclarecer las situaciones que son sometidas a la consideración en los juzgados, pero jamás a torcer las leyes para favorecer a alguien a su personal conveniencia.   

Suplementos digitales