Caso Snowden

Mientras Sergio Muñoz, en su comentario de EL COMERCIO (junio 3/2014), afirma que Edward Snowden, es el hombre más buscado por el Buró Federal de Investigación de Washington (FBI) por revelar programas masivos y secretos de vigilancia, que mantiene el Gobierno estadounidense para obtener información sobre sus enemigos, el destacado político y excongresista, Ron Paul, admite sin tapujos, que el Gobierno de EE.UU. podría recurrir a un drone para matarlo, es decir, utilizando un crucero o un vehículo aéreo no tripulado.
“Vivimos una mala época en la que los ciudadanos de EE.UU. no tienen derechos y pueden ser asesinados.

Pero Snowden está tratando de contar la verdad sobre lo que está pasando”, explicó Paul, que abandonó el Congreso a principios de este año.

Si para el Gobierno estadounidense, Snowden es un traidor que puso en riesgo la seguridad nacional al revelar secretos militares, colocando en alerta a los terroristas que están siendo vigilados y arriesgando la seguridad de los agentes estadounidenses, quien sabe si a lo mejor Barack Obama, al referirse en última instancia a Snowden, se haya pronunciado, como para que escuchen bien los del FBI, diciendo que los especímenes de esa fauna no se amansan ni se civilizan, se cazan, con z.