Un espacio para hablar del bienestar que genera la práctica del ejercicio y la alimentación saludable en nuestro día a día. Aquí no hay espacio para solo el atún y la lechuga.
Paola Gavilanes
Licenciada en Comunicación Social por la U. Central del Ecuador. Colabora con Grupo EL COMERCIO desde el 2007. Trabajó en la sección Deportes, Tendencias y Construir. Ahora escribe sobre BIENESTAR. Deportista aficionada y amante de la comida hecha en casa.

¡Hora de resetear la 'máquina' para renovar energías!

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 4
Jueves 26 de noviembre 2020

Después de todo lo que hemos vivido en este rarísimo 2020 es totalmente válido tomarnos un ligero descanso para permitir que nuestros músculos, articulaciones y mente se relajen, y para solventar prioridades pospuestas por culpa de la pandemia provocada por el covid-19.

Un descanso necesario para iniciar el año que viene con toda la energía del mundo. La necesitaremos para retornar al templo –a un nuevo centro de acondicionamiento- y para coronar un par de cumbres. Al Cotopaxi lo tengo entre ceja y ceja. ¿Justo cuando empiezan las fiestas? Pues sí. La ventaja de llevar un estilo de vida saludable es que puedes parar cuando lo desees; no hay riesgo de rebote como pasa con las dietas de moda.

Las personas que forman parte de este mundillo saben controlar las porciones. Prefieren las frutas y vegetales, y evitan los alimentos ultraprocesados. También saben elegir el momento adecuado para devorar la golosina de su preferencia. En mi caso: torta de manzana y nuez, helado de frutos rojos y pan de agua con miel y nata. ¡Qué tal!

Por si fuera poco, saben sacarle provecho a cada canción que suena en la radio. Y en esta época, por lo general, colocan canciones que invitan a mover todo el esqueleto. Seguramente terminarán con un déficit de calorías con tanto baile. Tendrán que nivelar con una copita de vino.

Yo me desconectaré este viernes, luego de mi clase de indoor cycling. Retomaré el trabajo con pesas y mis trotes en enero del 2021. El cuerpo manda señales y, para mantenernos bien física y mentalmente, es necesario prestarles atención y hacer una pausa.

Si trabajamos con las pilas descargadas los resultados tardarán en aparecer y eso, sin duda, nos desmotivará. Y lo que queremos ahora es lograr una versión superior a la obtenida durante este año, que sin duda será la más valorada y recordada por todos nosotros. Pese al confinamiento, nos movimos. ¡Qué valientes somos!

El cuerpo también necesita descansar para mantenerse saludable. Las caminatas ligeras y la meditación son opciones para resetear la 'máquina'. Foto: Pexels

El cuerpo también necesita descansar para mantenerse saludable. Las caminatas ligeras y la meditación son opciones para resetear la 'máquina'. Foto: Pexels

Desde marzo, cuando arrancó la emergencia sanitaria, me las he ingeniado para seguir activa: unos días sobre la bicicleta estática y otros, con ejercicios de fuerza, utilizando mancuernas de hasta 15 kilos, barras y ligas de resistencia.

También me he dado modos para sumar kilómetros al aire libre en parques como el Bicentenario o en lugares mágicos como el Quilotoa o el Ilaló.
Todo sirve cuando se trata de mantener un estilo de vida saludable, pero, sobre todo, cuando se trata de entretener a la mente para que deje de pensar en los que nos deparará el futuro. El ejercicio nos invita a vivir el aquí y el ahora, así como la meditación.

El trabajo hecho en casa me permitirá llegar al 2021 en forma, en mi forma y no en la sugieren las famosas ‘influencers’, aún después de las fiestas, que empezarán en diciembre, a propósito de las fiestas de Quito. En ese mes priorizaré caminatas lentas y mis clases de yoga. Intentaré meditar por más de 10 minutos (risas), me pondré al día con las series y también con la segunda parte de mi libro ‘Caballo de Troya’. ¡Hay tanto por hacer!

Ustedes, ¿se permiten un descanso?

Los leo en [email protected]