Lo que otros callan por temor o timidez, aquí se lo dice sin anestesia. Es comentarista de fútbol de EL COMERCIO.
Alejandro Ribadeneira
Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Central. Es periodista desde 1994. Colabora con el Grupo El Comercio desde el 2000 y se ha desempeñado en diversos puestos desde entonces. Actualmente ocupa el cargo de Editor Vida Privada.

El desafío egipcio de Cifuente

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 22
Martes 25 de diciembre 2018

Comentarista
@guapodelabarra

Muchos han quedado desconcertados porque John Jairo Cifuente, el máximo anotador del Campeonato ecuatoriano del 2018, el único que ha logrado acercarse a la marca de Jaime Iván Kaviedes, jugará en el fútbol egipcio. Teóricamente, un delantero de su efectividad debería probar fortuna en México, la MLS o quizás en algún club europeo de segunda línea. Pero ¿Egipto?

En realidad, ese país africano posee mucho más balompié del que podemos creer. Más allá de Mohamed Salah, el famoso artillero del Liverpool, hay más egipcios en la Premier League, como Mohamed Elneny (Arsenal), Sam Morsy (Wigan) y Ahmed Hegazy (West Bromwich Albion) y Ahmed Elmohamady (Aston Villa). Es decir, hay más egipcios en Inglaterra que ecuatorianos.

Luego, Cifuente militará en el Pyramids, un club nuevo pero construido con la misma visión empresarial que tienen hoy el PSG francés o el Manchester City, en que un inversionista extranjero (el saudita Turki al-Sheikh, en este caso) compra la mayoría de acciones e invierte para hacer del equipo el más poderoso de su zona de influencia. El objetivo del Pyramids es ser una potencia africana y llegar al Mundial de Clubes.

Por eso, es todo un suceso que Cifuente, que viene de un torneo más bien pequeño como el ecuatoriano (porque no vamos a pensar que somos la Premier League de los Andes ni mucho menos), haya sido tomado en cuenta para un proyecto de esta envergadura. Cifuente no va a Qatar o a un torneo para una ‘jubilación dorada’, sino que acude a un gran desafío.

Lo que sí puede pasar es que, como subestimar a África es habitual, quizás Cifuente se está sacando de la Tricolor. Si el entrenador se atreve a convocar a jugadores que ni siquiera están inscritos en sus clubes, lo más probable es que ‘El Degollador’ saldrá de su radar un buen tiempo.