2 de mayo de 2019 20:02

Venezolanos en el país usan Internet y las redes sociales para comunicarse con sus familiares

Desde que se avivó el panorama por el poder entre las fuerzas de Nicolás Maduro y Juan Guaidó, la preocupación se incrementó.

Imagen referencial. Desde que se avivó el panorama por el poder entre las fuerzas de Nicolás Maduro y Juan Guaidó, la preocupación entre los venezolanos residentes en Ecuador se incrementó. Foto: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 3
Redacciones Guayaquil y Sierra Centro

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ellos viven en Guayaquil, Ballenita y en Durán. No se conocen, pero comparten un sentimiento: la angustia por la situación política de su país de origen: Venezuela. Desde que se avivó el panorama por el poder entre las fuerzas de Nicolás Maduro y Juan Guaidó, la preocupación se incrementó.

Carlos Serga, de 28 años, reside en la ciudadela la FAE, en el norte de Guayaquil. Hace casi dos años llegó al país y ahora emprende su propio negocio de comida rápida. Su esposa también es venezolana y la pequeña de ambos ya nació en la urbe porteña.

A él le preocupa que la violencia se recrudezca tras el anuncio de Maduro de enfrentar “a los golpistas”. Cuenta que la comunicación con los familiares es mala y ello impide que tengan noticia oportuna de sus seres queridos.


“En estos días el problema se pone peor, y de afectarnos, claro que bastante, porque por el mismo problema de la señal no sabemos a veces como esta nuestra familia y como está el pueblo de Venezuela”, relata.

Añade que le molesta el uso de la fuerza que se ha aplicado. “Como las tanquetas que han pasado por encima a la gente, por los guardias y los delincuentes que les dan luz verde para que les disparen a los que luchan por una Venezuela libre, y que cada vez el regreso d ir a mi país así sea visitar a mi familia, cada vez se ve más lejos”.

En Durán, frente a Guayaquil, habita Andreina Camacho, de 24. Llegó a Ecuador hace poco más de un año. Ella teme que sus familiares más jóvenes y que se han hecho eco de la lucha opositora resulten heridos o apresados.

“El venezolano está físicamente en Ecuador, pero el pensamiento está en Venezuela. No podemos ni dormir, uno lucha para que nuestra gente pueda sobrevivir, pero a esto se ha sumado el temor por la muerte o que encarcelen a nuestra gente”.

Álex González, en cambio, habita en Ballenita, Santa Elena. Él se muestra preocupado porque teme que la situación empeore la dotación de servicios médicos. “Esto me afecta en el sentido en que vivo preocupado por mi familia q esta allá, en que le pueda pasar algo o llegase a enfermar y no haya los recursos para solventar el problema, lo peor es que ni siquiera haya medicina”.

Héctor Montilla, vocero del grupo Venezolanos en Guayaquil, refirió que solo en Guayas se estiman al menos 50 000 residentes de esa nacionalidad. Él cree que el escenario actual preocupa a sus conciudadanos que ya están afectados en su estado de ánimo.

En Ambato, la comunidad venezolana se reúne en los alrededores del mercado Modelo y parque Cevallos para comentar sobre los últimos acontecimientos en su país. Yamile Gómez y Maryeli Colmenares se enteran de los últimos acontecimientos por las redes sociales. Esa es la única vía que tienen para conocer acerca de las protestas que convocan Juan Guaidó o Nicolás Maduro.

“Mis primos salieron a protestar en las calles de Barquisimeto para que se cambie al Gobierno. Estamos preocupados por la alianza de China y Rusia con Maduro y un posible conflicto que pueda haber con Estados Unidos”, indicó Colmenares.

Gómez es oriunda de la comunidad Tigre, del estado de Anzoátegui. La vendedora ambulante aseguró que en su sector no se presentan protestas como en Caracas. “Está todo calmado por allá. En la capital es donde se libran las protestas para que se vaya Maduro”, comentó Gómez.

Eduardo Febres Cordero, de la Fundación Venezolanos en el Exterior, cuenta que en los primeros días de esta semana algunos de sus conciudadanos tuvieron problemas para comunicarse con sus familiares en el país caribeño. Pero asegura que hasta el momento esos problemas ya fueron superados.

Desde este organismo, la ayuda también se enfoca en brindar información a los venezolanos que están en su país, sobre las reacciones que este conflicto político y social ha generado en otras naciones. Esto, explica Febres Cordero, por las restricciones informativas que persisten en Venezuela. Por ello, retransmiten programas informativos, de análisis o entrevistas de cadenas de comunicación internacionales en sus

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)