21 de enero de 2021 00:00

Vacuna contra el covid-19 en Ecuador: La primera semana se colocará en Quito, Guayaquil y Cuenca

El avión de KLM trajo las primeras dosis contra el SARS-CoV-2, pasadas las 16:00, al aeropuerto Mariscal Sucre. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El avión de KLM trajo las primeras dosis contra el SARS-CoV-2, pasadas las 16:00, al aeropuerto Mariscal Sucre. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 12
Valeria Heredia y
Elena Paucar

En los hospitales Pablo Arturo Suárez, de Quito, y Guasmo Sur, de Guayaquil, se aplicarán desde este jueves 21 de enero del 2021 las primeras vacunas contra el covid-19. Mañana en el Vicente Corral, de Cuenca. Ayer 20 de enero, 8 000 dosis de Pfizer y BioNtech llegaron al aeropuerto Mariscal Sucre.

En la primera fase, hasta marzo, se esperan 86 000 vacunas. Estarán enfocadas a personal de terapia intensiva, camilleros y de limpieza. Además, a los geriátricos.

En la primera semana se colocará en 19 puntos en Quito, Guayaquil y Cuenca. En la segunda serán 29 centros de Napo, Orellana, Cotopaxi, Pastaza, Tungurahua, Manabí, Galápagos y Pichincha.

Y en la semana tres se espera el aumento a 48 espacios en Carchi, Esmeraldas, Imbabura, Sucumbíos, Chimborazo, la parte sur de Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Bolívar, Guayas rural, Los Ríos, Santa Elena, Morona Santiago, El Oro y Loja.

¿Cómo funciona la fórmula en el cuerpo?

Tres son las principales vías de inmunización de las vacunas, explica Washington Cárdenas, jefe del laboratorio para Investigaciones Biomédicas de Espol. Algunas usan parte del patógeno, otras el patógeno atenuado -está activo, pero no puede causar la enfermedad- y otras, uno totalmente inactivo o muerto.

En el caso de las fórmulas contra el SARS-CoV-2, el profesor detalla que la de Pfizer-BioNtech emplea la tecnología del ARN mensajero. Este se genera a partir del ADN, que está en casi todas las células del cuerpo.

“Los virus, cuando infectan una célula, tienen que generar un tipo de ARN mensajero para que los ribosomas de la célula que infectan produzcan las proteínas virales -y se repliquen-. Por lo tanto, los ribosomas de la célula no pueden distinguir el ARN mensajero suyo versus el viral. Este principio fisiológico es explotado por la vacuna”, dice Cárdenas.

La de AstraZeneca introduce el gen de la proteína del patógeno en el genoma de un virus inocuo. Así causa la infección, con un virus inofensivo. En resumen, Cárdenas dice que la vacuna produce infecciones artificiales, por lo que requiere dos dosis.

¿Cuántas dosis deben ser aplicadas?

La vacuna de Pfizer requiere dos dosis en cada individuo. El microbiólogo Carlos Mosquera anota que, al igual que otros compuestos, la primera produce cierta cantidad de anticuerpos. Con la segunda, la inmunidad aumenta.

Para constatar su eficacia, el especialista aconseja que luego de 15 a 21 días de la segunda dosis, se realice un análisis de conteo de anticuerpos (examen de sangre), en grupos de 100 individuos o más.

“Hasta ahora se conoce que la protección no es permanente, pero habría que evaluar el efecto en nuestro medio. Algunos estudios indican que los anticuerpos duran seis meses y otros, que a los tres meses empiezan a disminuir”, dice.

En cuanto a los efectos, detalla que dentro de las primeras 24 a 48 horas pueden aparecer síntomas comunes como febrículas o enrojecimiento en el área de la inyección. Pero la fase a la que hay que prestarle mayor atención, según indica Mosquera, debe ser cuando se completen las dosis.
“Las vacunas contra el covid-19 son un producto nuevo, por lo que los estudios y las investigaciones deben continuar”.

¿Qué tipo de reacciones se presentan?

Todo fármaco -incluidas las vacunas- produce efectos inmunológicos en el cuerpo, por lo que pueden aparecer reacciones secundarias. Son de tres tipos. Muy leves, se presenta dolor en el sitio de la inyección; las moderadas como las alergias o sarpullidos; y las severas en cambio es el shock anafiláctico e incluso la muerte. “Ventajosamente luego de la aplicación de las dosis, los problemas son menores y se evidencian en una pequeña cantidad de pacientes”, comenta el emergenciólogo y docente José Guanotasig.

El tratamiento -precisa- dependerá de la intensidad del efecto secundario. En quienes tienen únicamente dolor en el lugar de la inyección se pueden utilizar analgésicos como el paracetamol e ibuprofeno. O insumos caseros, como paños de agua tibia. En los casos más complejos, la persona puede hospitalizarse, con el objetivo de administrar antialérgicos y antihistamínicos.

“La mayoría de reacciones a las vacunas son leves. Los efectos pueden aparecer de forma inmediata o largo plazo y deben ser reportados. El seguimiento debe realizarse en un mínimo de seis meses”.

¿Cómo avanza el proceso de inmunización?

Según la planificación de Salud, hasta noviembre aproximadamente se espera vacunar a nueve millones de personas (dos por cada una).

El Gobierno negoció con Pfizer (dos millones), AstraZeneca (cuatro millones), Covaxx (cuatro millones) y Iniciativa Covax, de la OMS, (ocho millones). A la primera farmacéutica se le solicitó dos millones más, pero las conversaciones siguen abiertas. Si la respuesta es positiva, el número pactado de vacunas no aumentará. Se optará por no comprar a otra, expresó Zevallos, días atrás.
También siguen los diálogos con la estadounidense Johnson&Johnson y la china Sinovac.

La llegada reducida de dosis es una dinámica que ya se registró en otros países de Latinoamérica. En diciembre, a Costa Rica arribaron 9 750 fórmulas en la primera carga, es decir, 1 700 más si se compara con Ecuador. Pero ya han aplicado 24 804. Chile recibió 10 000 en un primer momento, y ya han administrado 42 564.

En Argentina hay 200 759 dosis aplicadas, de las Sputnik. Según El Clarín, con datos de Our World in Data, están lejos de Israel, Reino Unido, EE.UU., Emiratos Árabes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (3)