17 de August de 2009 00:00

Uribe dice que también pondrá sus condiciones

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política y Corresponsal en Bogotá

Colombia dio un nuevo paso para lograr un acercamiento a Ecuador, con el objetivo de retomar las relaciones diplomáticas rotas desde el 1 de marzo de 2008.

La tarde de ayer, en Bogotá, el presidente Álvaro Uribe dijo que está dispuesto a dialogar con el gobierno de Rafael Correa para escuchar sus condicionamientos. Esa fue la propuesta que el Presidente ecuatoriano expuso el sábado, luego de aceptar las disculpas ofrecidas por su par colombiano por el ataque a Angostura.

Otros datos
El primer objetivo de Estados Unidos al establecer una presencia militar en bases de Colombia es la “revolución bolivariana”, afirmó   el presidente venezolano Hugo Chávez.
Tras la ruptura  de relaciones diplomáticas, entre Ecuador y Colombia, han fracasado la mediación de terceros, como la OEA y el Centro Carter.
Si se pone condición  al diálogo  alguien debe capitular y algunos países no están dispuestos a eso, dijo el ex canciller José Ayala.

Sin embargo, Uribe anticipó que su país también tiene ciertas preocupaciones respecto al Gobierno ecuatoriano. “Ecuador conoce nuestras preocupaciones. No es el momento de repetir el listado de las preocupaciones públicamente. Nosotros tenemos toda la voluntad de contribuir a que esas relaciones se normalicen”, señaló Uribe durante la rendición de cuentas que su Gobierno realizó todo el fin de semana.

En ese sentido, el Mandatario colombiano advirtió que en un diálogo bilateral su administración expondrá reservadamente sus inquietudes frente a Quito. 

“Entonces en un diálogo creativo y constructivo escucharemos las preocupaciones de Ecuador y transmitiremos las nuestras. Todo con el propósito de que se restablezcan las relaciones”.

El presidente Correa reiteró  que entre las exigencias para retomar las relaciones bilaterales figuran la entrega de toda la información del ataque del 1 de marzo y dejar de vincular a su  gobierno  con la guerrilla de las FARC.

Sin embargo, ni Colombia ni Ecuador han explicado cómo van a ejecutar el posible acercamiento para restablecer las relaciones. Las cancillerías de los dos países no se han pronunciado en ese sentido.

El ex canciller ecuatoriano José Ayala, tras saludar la disposición de los dos mandatarios a dialogar para recomponer las relaciones, dijo que los pasos concretos para cristalizar el diálogo dependerán de las iniciativas que cada gobierno esté manejando.

Pero, según Ayala, el acercamiento dependerá de la reunión extraordinaria de la Unasur, prevista para el 28 en Argentina. Para el diplomático esa cita “puede ser una ocasión propicia para que eso ocurra”. Sin embargo, indicó, que antes, los cancilleres de Ecuador y Colombia pueden tomar contacto para conversar y ver cómo se prepara el ambiente adecuado para que los presidentes puedan entrevistarse en Bariloche, Argentina.

Ayer, el canciller colombiano Jaime Bermúdez confirmó la presencia de Uribe en ese encuentro presidencial sudamericano.

No obstante, Ayala Lasso no está de acuerdo de que se hable de condiciones para recomponer las relaciones, sino de requisitos. “Los planteamientos de Ecuador son absolutamente justos, corresponden a la necesidad de que las relaciones entre países amigos se basen en el mutuo respeto, de modo que esos pueden ser los temas de la conversación”.

De otra parte, el mandatario Hugo Chávez, aseguró ayer que no  volverá  a confiar en su homólogo Álvaro Uribe, respondiendo así al llamado del Presidente colombiano para conversar y recomponer las relaciones con sus vecinos. “Vienen a sembrar cizaña entre Colombia y Venezuela. ¿Cómo voy a confiar yo más en el Presidente de Colombia? No puedo”, sentenció Chávez.

Chávez calificó esta actitud de “cínica” y destacó que Uribe “ya no puede arreglar esto, cuando se apuñala la buena fe de los hermanos y vecinos” .

Venezuela “congeló” las relaciones con Colombia en julio debido al acuerdo militar que Colombia y Estados Unidos ultiman para dar a Washington un acceso controlado a al menos siete bases militares en el país sudamericano.

El Mandatario venezolano reiteró este domingo su deseo de sustituir las importaciones colombianas, que el año pasado sumaron unos USD 6 100 millones, por productos de países como Brasil y Argentina. “Ahora vamos a comprar más a Brasil, Argentina y a Ecuador” , dijo Chávez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)