5 de September de 2009 00:00

Tres pasos para devolver el brillo al acero

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Construir

El acero inoxidable es un material cada vez más utilizado en el hogar. Encuentra acomodo tanto en la cocina como en el baño, ya sea en el mobiliario o en los electrodomésticos.

Sus principales fortalezas son la resistencia a la corrosión y una apariencia metálica que lo convierte en uno de los materiales modernos más reclamados.

“En la cocina, los fregaderos de acero inoxidable se encuentran entre los más utilizados, por lo que es conveniente conocer cómo mantenerlos para que permanezcan en perfecto estado el mayor tiempo posible”, dice el ingeniero Carlos Veloz.
 
Lo más recomendable es limpiarlos a diario tras utilizarlos,  añade Veloz, para evitar que la cal y los restos de comida se queden incrustados y haya que frotar para eliminarlos, con el riesgo de rayar la superficie. En la limpieza, no se deben emplear estropajos  o cepillos de alambre.

Max Sotelo, de Decorkasa.com, explica que el proceso para quitar los rayones del acero inoxidable es sencillo. “Para las cortaduras profundas utilizamos una lija hecha con cáscara de nuez que no se comercializa en el mercado local. Es el pulimento  más fuerte porque es el más grueso”.
  
El siguiente paso es el cepillado. “Requerimos de un producto más fino. La escobilla tiene unas curvas especiales para que con el movimiento el restregado no se  asiente en un solo lado”. No hay un número determinado de manos para este paso, solo se pasa el cepillo para borrar el rayón, pero más despacio, sin frotar. 

Al final, agrega Sotelo,  le damos el frotado mucho más suave para recuperar el veteado original del acero inoxidable. Es recomendable realizar este sistema de mantenimiento cada año. “La idea es volverle a dar vida al material porque los químicos hacen que el acero pierda su brillo y color”.

En una refrigeradora, este tipo de trabajo dura dos horas. Si es una cocina, en cambio, solo se tarda una hora en limpiarse. “Todo depende del tamaño y de los rayones que tenga el equipo”.

 En los asadores o parrillas, muchas veces, la grasa hace que el material se vuelva amarillo, pero, afirma Sotelo, con esta técnica se pueden quitar esas manchas. Aquí es aconsejable utilizar también un líquido especial para retirar las imperfecciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (4)