Mujer falleció en incendio de una casa en el Comité …
El paro en Colombia afecta a la cadena de suministro…
¿Cuándo se puede inscribir en el próximo programa de…
Presidente modifica Decreto para entrega del bono de…
Venezuela envía más militares a zona de combates fro…
Estudio denuncia supuesta explotación laboral en emp…
Transportistas escolares realizaron una caravana pac…
Juez dispone ‘inmediata localización y captura…

La sesión del Concejo Metropolitano se suspendió en medio de gritos y reclamos

La reunión se realizó en el Mercado Chiriyacu (sur de la ciudad), con público presente, lo que provocó críticas por parte de algunos ediles. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

La reunión se realizó en el Mercado Chiriyacu (sur de la ciudad), con público presente, lo que provocó críticas por parte de algunos ediles. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

La reunión se realizó en el Mercado Chiriyacu (sur de la ciudad), con público presente, lo que provocó críticas por parte de algunos ediles. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Por tercera vez consecutiva, la sesión del Concejo Metropolitano de Quito no pudo desarrollarse con normalidad.

La diligencia del 30 de marzo del 2021 en la que los concejales iban a pedir que se incluya en el orden del día la polémica por los chats encontrados en el celular del hijo del alcalde Jorge Yunda, no pudo instalarse por falta de quórum. Los concejales del bloque correísta no se presentaron.

La semana siguiente, el 6 de abril, cuando los concejales pretendían incluir el tratamiento de la situación del Municipio frente a un pedido de remoción contra el Alcalde, el burgomaestre no convocó a sesión y en su lugar se reunió el COE metropolitano.

Finalmente hoy, martes 13 de abril, la sesión se instaló. Se incluyó en el orden del día el análisis de la situación de la Alcaldía por pedido de la concejala Luz Elena Coloma, pero la diligencia no terminó. Yunda la suspendió en medio de un cruce de palabras con el edil Fernando Morales.

La sesión arrancó a las 09:00 y, pese a la pandemia, fue presencial. Se realizó en el Mercado Chiriyacu (sur de la ciudad), con público presente, lo que provocó críticas por parte de algunos ediles.

El encuentro apenas duró una hora entre los reclamos de los concejales. La sesión subió de tono cuando los ediles empezaron a opinar sobre los chats del hijo de Yunda, que encontró la Fiscalía en un allanamiento como parte de un proceso legal que se sigue en contra del Burgomaestre.

Coloma le dijo a al Alcalde que ha “creado un problema político que afecta a la estabilidad administrativa y la credibilidad de la institución municipal”. Lo acusó de “brandear” su imagen en su afán de defenderse de estas acusaciones por lo que le pidió su renuncia.

Yunda pidió “respeto al debido proceso” y al derecho a la presunción de inocencia hasta que no se resuelva en los juzgados y tribunales. “Respeto su pedido, y no habrá ninguna respuesta al respecto porque no encuentro ninguna causal (…) Si cualquier ciudadano o ustedes tienen indicios de alguna situación ilícita tiene toda la capacidad de denunciarlo ante los entes pertinentes”, dijo el Alcalde.

La remoción del burgomaestre, agregó Yunda, está normada y deberá ser tramitada por los términos legales por lo que le insistió en “no hacer juicios de valor, ya porque la prensa lo ha dicho”. El 26 de abril, recordó, será la audiencia en donde podrá defenderse de lo que le acusan.

El concejal Juan Manuel Carrión se sumó al pedido de Coloma de que el Alcalde dé un paso al costado y le recordó que si bien no pueden juzgarlo de algún ilícito, sí lo pueden hacer de sus acciones políticas y administrativas.

Morales volvió a insistir en el análisis de esos chats y a otros elementos que podrían dar indicios de actos de corrupción en la Alcaldía. “No podemos ser miopes” dijo tras la insistencia de Yunda de no referirse a esas pruebas. “El gran problema es que la gran mayoría de temas en esos chats se terminaron concretando con personas que dirigen la gestión municipal (…) No puede un entorno municipal manejar a Quito como una hacienda familiar” afirmó el edil.

Yunda reprochó esas acusaciones y aseguró que tienen un tinte personal. “Yo no soy un hombre de confrontaciones y respetaré siempre su posición” (…) “Acaso a mí me acusan de algún chat, de haber tenido dineros mal habidos, de recursos, haber participado en coimas. Por eso con mi conciencia tranquila enfrentaré a la justicia”, respondió Yunda quien insistió en que no se ha ejecutado ningún contrato ni vendido ningún terreno a los que se hacen mención en los chats investigados.

Cada vez que Yunda intervenía, los asistentes aplaudían y apoyaban sus palabras. Se esperaba la participación de los demás concejales, pero debido a las continuas interrupciones de Morales, Yunda se puso de pie y canceló la sesión en medio del tumulto que ocasionaron los asistentes.

Los concejales criticaron lo ocurrido. Según Analía Ledesma, se ha perdido la institucionalidad del Municipio. “Podíamos haber llevado una sesión en la cual los concejales pudimos haber expresado nuestras posturas, pero me parece excesivo el comportamiento de ciertos concejales tomando en cuenta que existe un procedimiento parlamentario donde se regula el orden de las sesiones, los tiempos de palabra y no se puede hablar y agredirse”. Aseguró que salió de inmediato porque empezó un ambiente de violencia.

Las personas que asistieron al evento dijeron apoyar al Alcalde. Juan Báez, presidente de los comerciantes, calificó el accionar de los concejales como una falta de respeto a todos los comerciantes.

Según informó la Intendencia de Pichincha, la sesión de hoy se canceló “debido a alteraciones del orden público y por existir aglomeraciones, con el fin de prevenir contagios de la covid-19”. Al lugar llegaron policías y otros funcionarios municipales.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario