Guillermo Lasso viajó para participar en cambio de m…
Policía indaga balacera en canchas de fútbol del Guasmo Sur
Ecuador logra 2 medallas de bronce en Olimpiada Inte…
Brith Vaca ocupará la Vicealcaldía de Quito por los …
En Guayaquil y Samborondón se confirman tres casos d…
Joe Biden envía a su secretario de Educación a inves…
Perú, entre la esperanza y la incertidumbre por la a…
¿Dónde puede vacunarse contra el covid-19 si tiene e…

Robo a un taxista en San Roque, en Quito, queda grabado en video

Captura de pantalla video robo a un taxi en San Roque

Captura de pantalla video robo a un taxi en San Roque

El video del momento en el que un taxista sufre el robo de su teléfono celular, en San Roque, en Quito, fue grabado en un video. Foto: captura de pantalla

Una persona grabó el momento en el que un conductor de un taxi fue asaltado en la av. Mariscal Sucre, justo debajo del puente peatonal de San Roque, en el Centro Histórico de Quito.

Las imágenes circularon este jueves 7 de enero del 2021. Se observa a un taxi estacionado en la parada, justo debajo del puente. Una persona abre la puerta como si fuera a ingresar al vehículo.

Otro segundo sospechoso se acerca a la puerta del conductor y sin que le importen los carros que circulan por otro carril arrancha el celular de las manos del taxista y ambos corren hacia el puente.

Suben los escalones y ahí se encuentran con otros dos desconocidos. Según las imágenes, se trata de personas jóvenes que usan ropa deportiva como chompas y gorras.

Según Wilmer Alomoto, taxista con 28 años de trabajo en Quito, desde la semana pasada se emitió una alerta a través de las cooperativas de taxis sobre esa modalidad de robo.

De esta forma, los taxistas intentan no ser víctimas de estos desconocidos. “Le hacen parar a uno, como si se tratase de clientes. Abren la puerta y exigen el celular con un cuchillo, mientras lo tienen amenazado, el otro va y roba”.

En ese sector de la ciudad además se dan asaltos a transeúntes y robos mediante la modalidad del bujiazo. Esta consiste en calentar una bujía, acercarla al vidrio del vehículo hasta que este reviente.

Así, los sospechosos ingresaron al automotor y robaron carteras, mochilas, computadoras portátiles y teléfono.