Partidos firman pacto de coalición para gobernar Alemania
Imágenes del incendio en cerro Colorado alarman a re…
El Pico y placa se retoma en Quito, tras el feriado
Erupción del volcán Semeru en Indonesia deja 34 muertos
Acusan de abuso sexual a policía que invitaba a un m…
Lasso seguirá de cerca los proyectos estratégicos
Oferta de vuelos domésticos tiene mayor competencia
“Debemos ser más empáticas y solidarias frente a la …

Colocan grillete a prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales, en el CDP

En el Centro de Detención Provisional en Guayaquil, le colocaron el dispositivo electrónico al prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales. Foto: cortesía

En el Centro de Detención Provisional en Guayaquil, le colocaron el dispositivo electrónico al prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales. Foto: cortesía

En el Centro de Detención Provisional de Guayaquil le colocaron el dispositivo electrónico al prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales. Foto: cortesía

Desde el mediodía de este viernes 5 de junio del 2020, el prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales, está con grillete electrónico. El funcionario acudió al Centro de Detención Provisional (CDP) en Guayaquil, ubicado en la vía a Daule, donde le colocaron el dispositivo electrónico, un día después de que la Justicia le otorgara medidas sustitutivas a la prisión preventiva, procesado por presunta corrupción en la contratación de insumos en medio de la pandemia del covid-19 en Ecuador.

Morales había sido detenido la mañana del miércoles 3 de junio en Guayaquil, pero recobró la libertad en menos de 24 horas. La madrugada del jueves 4, el presidente de la Corte de Justicia del Guayas, Alfonso Ordeñana, ordenó medidas sustitutivas para el Prefecto, como la prohibición de salida del país y uso del aparato electrónico, pese a que la Fiscalía solicitó su prisión preventiva.

Sin embargo, la mañana del jueves 4 fue público que Morales no portaba un dispositivo, al acudir a su oficina en la Prefectura en el centro de Guayaquil. Según su abogado, no se le colocó porque no había disponibilidad del aparato. 

La mañana de este 5 de junio el Servicio de Nacional de Atención a Personas Privadas de la Libertad desmintió esa versión y aseguró que sí contaba con dispositivos electrónicos para los procesados por un caso de presunta corrupción en el Gobierno Provincial del Guayas.

Cerca de las 12:00 de este viernes 5, el prefecto Carlos Luis Morales acudió hasta el Centro de Detención Provisional de Guayaquil para que le colocaran el dispositivo en su tobillo.

Contraloría emite dos informes con responsabilidad penal

La Contraloría informó este viernes 5 de junio del 2020 que emitió dos informes de responsabilidad penal por las auditorías a dos contratos de insumos médicos y kits alimenticios que realizó la Prefectura del Guayas durante la emergencia sanitaria, que empezó en Ecuador el 16 de marzo del 2020 por la amenaza de la pandemia del covid-19. Se detectó una diferencia no justificada de USD 345 020 en las adquisiciones.

El primer informe se desprende del análisis de la compra de 70 000 mascarillas KN-95 y 5 000 pruebas rápidas covid-19. Ese contrato se firmó por USD 585 500. Es decir, la Prefectura pagó USD 6,71 por cada mascarilla y USD 23,16 por cada prueba rápida. Pero la Contraloría dice que en el mercado los mismos insumos tienen un valor de USD 3 y USD 11,20, respectivamente.

Además, la Contraloría señala que para la contratación “no se convocó a otros proveedores, receptando y habilitando la contratación de una empresa que no garantizó los mejores costos y calidad para la institución. Tampoco se respetaron las disposiciones de la Ley Orgánica de Contratación Pública, aplicables a situaciones de emergencia”.

El segundo informe de la Contraloría tiene relación con la compra de 50 000 kits alimenticios. Según la evaluación, en este caso existe una diferencia de USD 85 320 entre el contrato total y los precios que están en el mercado.

Entre las observaciones que la Contraloría realiza consta que cada kit estaba compuesto por ocho productos y que el contratista aplicó el IVA a todos los insumos, pero solo uno gravaba impuesto.

En esta adjudicación también se detectó que, a la fecha de suscripción, “el proveedor no estaba registrado en el Servicio de Rentas Internas para ofertar el servicio requerido, aspecto que no fue observado por los servidores ni autoridades de la Prefectura”.

Actualmente, los dos contratos son parte de las investigaciones que la Fiscalía realiza por presuntos delitos de peculado y tráfico de influencias. En este último está procesado el prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales.

Suplementos digitales