El cantón Mejía abre sus haciendas para hacer turismo rural
Marco Feoli: ‘Los niveles de violencia en Ecuador preocupan’
El CNE inicia una depuración del sistema político co…
1 000 millones del FMI son gratis e irán para gasto …
Ecuador: 26% de adultos mayores aún no recibe 2da. d…
Brith Vaca: ‘El resultado del enredo legal es la inercia’
Bolivia registra 727 nuevos casos y España anuncia d…
Panamá vive tercera ola de covid atenuada y menos co…

Pablo Celi regresó a la Cárcel 4 tras recibir el alta

El Contralor está recluido en ese centro carcelario desde el pasado 13 de abril del 2021. Foto: Archivo EL COMERCIO

El contralor Pablo Celi fue dado de alta del hospital Eugenio Espejo este 15 de junio del 2021. Él permaneció internado en esa casa de salud durante siete días con un diagnóstico de covid-19.   

El Servicio de Rehabilitación también confirmó que él fue trasladado desde el hospital hasta la Cárcel 4 de Quito.   

Según esa entidad el traslado se ejecutó “en medio de estrictas medidas de seguridad y en coordinación con Policía Nacional”.   

El Contralor está recluido en ese centro carcelario desde el pasado 13 de abril del 2021. Ese día fue procesado por presunta delincuencia organizada dentro de un caso de corrupción y además un juez le dictó prisión preventiva.   

Su abogado Marcelo Ron indicó que “no se ha justificado el alta hospitalaria con un examen que demuestre que su salud ha mejorado o que ya no representa un peligro de contagio para otros internos de esa cárcel”.   

El 8 de junio del 2021, Celi fue llevado a ese centro asistencial pues tenía fiebre, escalofríos e hipertensión.  

Además, en un informe médico se detalló que él necesitaba oxígeno, pues la saturación de sus pulmones era baja.   

El estado de salud de él será uno de los argumentos que su defensa usará para que el juez nacional Felipe Córdova revoque la orden de prisión preventiva que pesa en su contra. La audiencia para resolver ese pedido está convocada para el lunes 21 de junio del 2021.   

Entre la documentación que presentará al magistrado consta dos certificados médicos que demuestran que él tiene covid-19 y también una enfermedad degenerativa en su ojo derecho, con riesgo de ceguera.  

Ayer el juez Córdova solicitó al hospital Eugenio Espejo un informe que detalle su estado de salud, el tratamiento recibido, enfermedades diagnosticadas y exámenes realizados. La casa de salud tiene hasta hoy para remitir la información.  

El Código Penal (art. 537) dice que un procesado puede acceder al arresto domiciliario o al uso de grillete cuando se compruebe que padece una enfermedad incurable, catastrófica o de alta complejidad.  

#ATENCIÓN | Juez analiza pedido de revocatoria a la prisión preventiva en contra del contralor Pablo Celi, acusado de exigir coimas y desvanecer glosas » https://bit.ly/2SpW552

Posted by El Comercio on Monday, June 14, 2021