Una docena de cajas fueron decomisadas por FBI de la…
Gobierno destaca consensos en la mesa de control de precios
La Asamblea cerró el primer debate del proyecto para…
Pagar con un solo préstamo; así funciona la consolid…
Cerca de 5 000 venezolanos fueron asesinados tras ol…
La extraña fascinación por las espadas y las banderas
Pruebas de autodetección de covid-19 se venderán lib…
Aparicio Caicedo presionó a Raúl González para que r…

Una persona reportada como desaparecida fue asesinada e incinerada en Quito; la Policía investiga

El cadáver incinerado de una persona reportada como desaparecida fue hallado en un terreno baldío de Carapungo, norte de Quito. Foto: Cortesía

El cadáver incinerado de una persona reportada como desaparecida fue hallado en un terreno baldío de Carapungo, norte de Quito. Foto: Cortesía

El cadáver incinerado de una persona reportada como desaparecida fue hallado en un terreno baldío de Carapungo, norte de Quito. Foto: Cortesía

El caso se inició como una desaparición. Era la noche del 16 de enero del 2021. José Antonio, de 53 años, salió de su casa en el sector de Carapungo, en el norte de Quito. A su familia le dijo que iba a beber licor con unos amigos y que no se preocuparan por él. Esa noche no volvió a casa. 24 horas después, sus allegados presentaron una denuncia por desaparición.

Un equipo de la Dirección de Delitos Contra la Vida y Personas Desaparecidas (Dinased) asumió el caso y activó el protocolo para este tipo de eventos. Entre las diligencias, los uniformados buscaron a amigos de José Antonio y revisaron las cámaras de video para establecer su recorrido.

Uno de ellos dijo que la noche que desapareció lo vio en compañía de un hombre, al que apodan ‘Tortuga’ y una mujer joven.

Los agentes rastrearon a estas personas hasta dar con su paradero. Según el parte policial, los dos amigos de la víctima “aceptaron voluntariamente” haberse involucrado en un crimen.

Ellos dijeron a los investigadores que la noche que estuvieron libando, José Antonio intentó abusar sexualmente de la mujer. Ella sostuvo que trató defenderse y que mientras el hombre intentaba bajarle el pantalón, le hirió con los picos de las botellas en el abdomen. Los dos también admitieron, según la Dinased, que luego de matar a José Antonio buscaron deshacerse del cuerpo incinerándolo.

Esa noche, llevaron el cuerpo unos metros más adelante de donde se encontraban, en un terreno baldío, y lo cubrieron con maleza para lograr que se quemara más rápido.

Los dos involucrados llevaron a los agentes hasta el lote ubicado en las calles Sierra Moreno y Carlos Mantilla, en Carapungo.

Este 3 de febrero del 2021, Medicina Legal levantó el cuerpo calcinado y peritos recogieron evidencias. En las próximas horas se realizará el cotejamiento genético con un familiar de José Antonio para confirmar que se trata de él. Los dos amigos fueron detenidos y serán procesados por homicidio. Por este delito, el Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona con penas de 10 a 13 años de cárcel.