3 de September de 2011 00:03

El crimen de una joven y la muerte de su padre sacuden a Portoviejo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El féretro de la niña estaba junto al de su padre. Los dos fueron velados ayer en el centro artesanal de Rafael Correa, un barrio ubicado a 10 minutos del centro de Portoviejo. Allí hay conmoción por el crimen de Gema Z., de 14 años.

Las cosas se complicaron ayer cuando vecinos del sector se enteraron de que el padre de la adolescente falleció el jueves en un hospital de Guayaquil. Luis Z. estaba internado para someterse a una operación del cerebro, pero al enterarse del deceso de su hija tuvo complicaciones cerebrales.

En el centro artesanal monseñor Luis Alfredo Carvajal, en donde Gema cursaba el tercer año de belleza, sus compañeras y amigas hicieron una calle de honor.

Ana y Tatiana lloraban junto al féretro. Las dos eran las mejores amigas de Gema. “Por qué la vida es tan drástica con las personas humildes. Ella quería graduarse en belleza, luego planeaba poner un pequeño gabinete en su casa y seguir sus estudios en cosmetología”, evocó Ana.

El miércoles en la madrugada, la adolescente fue violada y degollada en su casa levantada con paredes de madera y techo de zinc.

Los agentes buscan a Fabián J. y dicen que es el principal sospechoso. Un operativo policial para arrestarlo está en marcha desde el día de la muerte. El jueves incluso era buscado entre las lomas y matorrales que existen en los sectores de Rafael Correa, El Guabito y El Paraíso. A los 70 efectivos policiales se sumaron 500 habitantes de esos lugares.

La gente recorre las calles con machete en mano. “¡Nos armamos con palos, piedras y machetes. Esas son nuestras armas; si lo encontramos lo quemaremos vivo!”, gritaba Manuel F.

En la capilla ardiente, la gente que llegaba de todos los sectores se solidarizaba con los deudos.

“Hasta la semana pasada, Gemita hacía prácticas de cortes y alisamiento de cabello; era muy humilde y responsable”, recordó María Fernanda Borja, docente del centro artesanal.

Este el segundo asesinato tras una violación que a semana seguida se registra en Portoviejo.

La noche del 22 de agosto en el sector conocido como El Florón 5, a dos kilómetros de la casa de Gema, fue violada y luego asesinada de un disparo con un arma de fuego Jennifer B., de 16 años. La joven estaba en el cuarto de la casa de su novio, Andrés C.

Al percatarse que su hija no llegaba, la madre de la menor fue al domicilio del enamorado y se encontró con su hija muerta.

Las cifras de asesinatos en Manabí superaran las estadísticas comparativas con relación al 2010. Hasta el 31 de agosto del año pasado, en la provincia hubo 172 muertes violentas, mientras que hasta el 15 de agosto último suman 175.

En los cantones Manta, Montecristi y Jaramijó se registran los hechos más violentos de Manabí.

Únicamente en esas tres jurisdicciones, en lo que va del año, han asesinado a 72 personas.

En el velatorio de Gema, su madre no soportó el dolor y se desmayó. Sus familiares la levantaron en brazos y la llevaron a un automóvil. “La señora Mariana está desecha. No es para menos, pues ha perdido a su hija y esposo. Los que habitamos en el barrio Rafael Correa también estamos con temor porque el culpable está libre y corriendo entre los matorrales”, comentaba Lucía, una vecina.

“Vamos a pedir a la Gobernadora de Manabí que autorice la entrada de un escuadrón del Ejército, para que busque al asesino, pues si nosotros lo encontramos primero lo mataremos. Tenemos informes de que en la violación de Gemita y su asesinato habrían participado más de dos personas”, dijo, molesta, otra vecina que estaba en el velatorio.

Los habitantes de los sectores aledaños al barrio Rafael Correa están asustados. Joselo R. vive en el sitio las Tres Marías en la vía que conduce de Portoviejo a Santana. “Tengo tres hijas en el colegio, todas salen de clases a las 18:00, voy a verlas todos los días desde que asesinaron a Gemita. Debemos encontrar al culpable”.

Después del mediodía, familiares y amigos de la adolescente caminaron por las calles del centro de Portoviejo. Lo hicieron con el féretro en los hombros. Llegaron hasta la Gobernación, pidieron a las autoridades más celeridad para capturar al sospechoso y luego se trasladaron al camposanto.

El padre de Gema será enterrado hoy en el cementerio general de Portoviejo. Y entre el dolor por la muerte, los familiares de la adolescente acudirán a la Fiscalía para denunciar el crimen.

El rastreo del agresor

Las rondas que planifican los vecinos del barrio Rafael Correa para detener al posible autor del asesinato y violación de Gema se realizan tres veces al día. Para ello, se distribuyen entre la parte baja y alta de la zona.

A raíz del hecho, los operativos policiales en Portoviejo también se intensificaron. La idea es que el responsable no se fugue.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)