Pico y placa en Quito: Restricciones para este jueve…
Estos temas marcaron la jornada noticiosa de este 30…
Joselyn S., única detenida por el caso María Belén B…
180 000 aves se sacrificarán como parte del protocol…
Dos fallecidos y 30 desaparecidos por deslizamiento …
Colombia permite licencia de adopción para parejas h…
SNAI solicita que se declare nula la resolución del …
Presidente de Guatemala reaparece después de hospitalización

En la cárcel Regional de Guayaquil operan estructuras vinculadas con organizaciones mexicanas y colombianas, dice Ministro de Gobierno

Militares y policías resguardan la seguridad en la cárcel Regional de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Militares y policías resguardan la seguridad en la cárcel Regional de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Militares y policías resguardan la seguridad en la cárcel Regional de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

El ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, estuvo la tarde de este jueves, 25 de febrero de 2021, en la cárcel Regional de Guayaquil. Allí recibió los últimos informes en torno a los hechos de violencia que se suscitaron en horas de la madrugada de hoy.

Según el funcionario, la Policía ha tomado el control del centro carcelario

“Todavía hay grupos de PPL (Personas Privadas de Libertad) que obedecen a algunas estructuras que están tomados ciertos sitios. No están generando violencia, pero están ahí. Necesitamos entrar allá y tomar el control de puertas y ponerles en las celdas”, señaló.

Pazmiño también se refirió a la injerencia de carteles internacionales en las bandas delictivas que operan en la cárcel Regional.

“Esto es producto de la actividad criminal. Aquí al menos se identifican estructuras que estarían vinculadas con organizaciones mexicanas y colombianas”, indicó.

El comandante de la Policía, Patricio Carrillo, también estuvo presente en el centro carcelario. Allí dijo que el Sistema Penitenciario tiene problemas estructurales que van a poder ser solucionados ahora.

Por eso, mencionó que tomaron una serie de acciones que les permitirán contener las amenazas y aislar a las personas que no son parte del conflicto de las organizaciones delictivas.

Además, realizó un llamado a los presos del país “para que depongan esta actitud”. Y aclaró que este llamado no es una conciliación ni una negociación.

“Nosotros tenemos que respetar los derechos de todos, pero actuaremos con la firmeza que corresponda. Pero entre esos derechos también demandamos los derechos de los policías. Estamos por más de 72 horas acá, en un tema prolongado y queremos que exista una solución”, sostuvo.