Siniestro de tránsito ocasiona el cierre de dos carr…
El retrato del rey Carlos III fue acuñado en monedas
Hallan cabeza humana en río Yanuncay en Cuenca
Pedro Vicente S. arriba a Ecuador y será trasladado …
Pico y placa en Quito: Restricciones para este 30 de…
642 familias fueron reubicadas en 10 años
Pedro Vicente S. es extraditado a Ecuador por el cas…
Dos suicidios fueron evitados por organismos de soco…

Brasil autoriza extradición de ecuatoriana acusada de matar a su hija

Imagen referencial. La pareja fue detenida en noviembre del 2021 en Corumbá, ciudad del estado brasileño. Foto: Pixabay

La Corte Suprema de Brasil autorizó la extradición de una ecuatoriana acusada de haber asesinado a su hija de 7 años en complicidad con su marido, cuyo envío a Ecuador ya había sido autorizado por la máxima corte, informaron este miércoles 10 de agosto fuentes oficiales.

La extradición fue autorizada por unanimidad por los miembros de la Segunda Sala del Supremo Tribunal Federal (STF) en una sesión virtual cuya votación concluyó el pasado lunes, según informó hoy la asesoría de prensa de la máxima corte.

La extradición de Amanda Pombar Balarezo y de Gabriel Eduardo González Moya fue solicitada por el Gobierno de Ecuador para que la justicia de ese país pueda juzgar a la pareja por el crimen que se les atribuye y que ocurrió en 2021.

Según lo documentado en la petición de extradición, la pareja llegó a trasladar a la niña a un hospital público, en donde se constató posteriormente que había muerto víctima de una fractura en el cráneo y una contusión en el tórax.

La menor llegó a ser sometida a diversas cirugías pero no resistió a la gravedad de sus heridas y murió unos días después.

La pareja fue detenida en noviembre del 2021 en Corumbá, ciudad del estado brasileño de Mato Grosso do Sul y fronteriza con Bolivia, a petición de las autoridades ecuatorianas.

El magistrado Edson Fachin, instructor del proceso en la Corte Suprema, afirmó que la extradición está acorde con todas las exigencias y cumple con los principios de la Ley de Migración y del Tratado de Extradición entre ambos países.

El magistrado agregó que, además de tratarse de una acción tipificada como crimen común en ambos países y de no haber prescrito, no se constató que la autora hubiese sido juzgada o condenada en su país.

"En cuanto al alegato de la defensa de que la acusada teme por su vida en caso de que sea extraditada debido al histórico de agresiones que dice haber sufrido de su compañero", el magistrado aclaró que no procede debido a que el marido también está preso y esperando extradición.