4 de septiembre de 2019 00:00

Planes para no frenar la salud a domicilio con el Hoy no circula

José Mejía, de Homecare, deberá organizarse para atender a sus pacientes a domicilio, todos los viernes.

José Mejía, de Homecare, deberá organizarse para atender a sus pacientes a domicilio, todos los viernes. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Valeria Heredia
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La jornada laboral del médico José Mejía cambiará desde el viernes 13 de septiembre de 2019. No podrá utilizar su carro por la restricción vehicular Hoy no circula, así que deberá planificar cada detalle para trasladarse hasta la casa de sus pacientes, ya que presta sus servicios a domicilio.

Desde el lunes 9 de septiembre entrará en vigencia la medida. El Municipio capitalino anunció que la disposición regirá desde las 05:00 hasta las 20:00, por ocho meses.

En este tiempo, empresas que ofrecen el servicio de médicos a domicilio, laboratorio y entrega de medicamentos se han organizado para evitar inconvenientes en sus labores.

En Homecare Med, firma que ofrece servicios de médicos a domicilio y en la que labora Mejía, ya tienen un plan de acción para desplazar a sus 20 profesionales a las casas de pacientes. Ellos planificaron tres alternativas, explica Betty Jumbo, encargada de la administración de la firma.

La primera es el traslado de médicos en uno de los dos vehículos de la empresa.

Además, se establecieron tres puntos estratégicos en la ciudad para que los galenos se concentren ahí y puedan desplazarse con mayor soltura. Estos tres sitios estarán en el norte, centro y sur de la urbe.

Agustín Ruales es médico asistencial en Grupo Emi, que cuenta con vehículos particulares y ambulancias.

Agustín Ruales es médico asistencial en Grupo Emi, que cuenta con vehículos particulares y ambulancias. Foto: Valeria Heredia / EL COMERCIO


Finalmente, la empresa les planteó a los médicos la opción de tomar un día libre o que permanezcan en su sitio de residencia, para que atiendan los casos cercanos.

Jumbo menciona que una de sus médicas vive en el sector de Carcelén, en el norte de Quito. Esa doctora podrá atender solo a las personas de esa zona. “Así lograremos una mejor organización, sin afectar a nuestros clientes”.

Mejía, por ejemplo, no podrá circular los viernes, ya que su placa termina en nueve. Hasta esta semana, su día a día era sencillo. Esperaba que terminara el llamado pico y placa, de 07:00 a 09:30 y de 16:00 a 19:30, y entonces salía a trabajar sin inconvenientes.

Ahora no será así, por lo que tendrá que realizar varias “maniobras” para llegar a las diferentes casas de sus pacientes. “Al principio pensamos -anota- que no podríamos trabajar y que sería un día perdido”.

Para Mejía, las opciones propuestas son viables pero considera que sí será un problema. Homecare -señala el joven profesional- tiene 20 médicos laborando en los diferentes puntos de la urbe y solo hay dos vehículos. “Actualmente solo los utilizamos para ir a sitios alejados, como Cumbayá, Tumbaco, Puembo y otros”.

El resto se mueve en sus vehículos, por lo que considera que como personal de la salud sí debería existir un salvoconducto para seguir prestando atención a los pacientes.

En la medida Hoy no circula se exceptúan los automotores de autoridades o que brinden servicios específicos como los de emergencias (ambulancias), buses y transporte escolar, institucional y de turismo, y los que movilizan a personas con discapacidad; así como los conducidos por adultos mayores (desde 65 años).

Empresas grandes como Grupo Emi no ven inconvenientes por la vigencia de esta medida de restricción. La firma, con más de 18 años en el mercado de salud a domicilio, cuenta con 24 médicos y con más de 20 carros particulares para trasladar a los galenos y cuatro ambulancias.

Su gerente general, Cristian Yépez, explica que los autos tienen placas diferentes y se organizan para que se desplacen hacia los diferentes puntos de la ciudad. “Manejamos varias dinámicas para cumplir con los requerimientos de nuestros clientes”.

En un día, por ejemplo, circulan unos 12 autos en varios turnos. Además, señala que los galenos no salen de la matriz ­-localizada en el norte de Quito- sino que tienen puntos estratégicos en la urbe, para disminuir el tiempo de traslado.

El tiempo de llegada oscila entre 15 minutos y 2 horas. Todo depende de si es una urgencia, emergencia o chequeo médico por algún dolor o molestia en el paciente.

Yépez, además, resaltó que cuentan con ambulancias que están equipadas para potenciar la atención, por lo que no tendrán inconvenientes con esta medida implementada por el Cabildo.

Pamela Cabezas es médica internista y coordinadora del Centro Médico del Hospital de los Valles, en El Bosque. Esta casa de salud ofrece servicios de laboratorio y médicos a domicilio, que se movilizan desde este punto de salud y también desde la casa de salud localizada en Cumbayá.

Para ir a los domicilios, los cuatro médicos se movilizan en los autos de la casa de salud. “No habrá problemas porque nosotros pasamos un listado de pacientes para que el hospital organice su logística”.

En esta casa de salud cuentan con varios vehículos para movilizar al personal de salud o también se optará por el servicio de taxi público.

En el caso del laboratorio, se manejan más con pacientes de los valles, por lo que tampoco habrá inconvenientes, dice María Marcela Bovera, quien está a cargo de ese servicio.

Para usuarios como Miguel Pinto, de 47 años, los servicios de salud no deberían tener restricciones, ya que son necesarios para la vida de una persona. Él acostumbra pedir medicamentos y eventualmente ha solicitado el servicio de médico a domicilio por alguna dolencia. “Es efectivo”, cuenta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)