Flujos de lodo y escombros en el volcán Sangay; IG r…
Keiko Fujimori niega las esterilizaciones forzadas e…
Estos son los tiempos para la segunda dosis de las v…
Mujer terminó en la cárcel y sin profesión tras agre…
Contraloría dice que la infraestructura destinada a …
Arranca inmunización para 184 jueces de Guayaquil, D…
¿Cómo será el proceso de vacunación el fin de semana…
Ocho armas de fuego y municiones incautó el Ejército…

50 m3 de suelo contaminado en reserva Cayambe-Coca por robo de petróleo

En un sector del Parque Nacional Cayambe Coca se detectó un derrame de petróleo, ocasionado por una tubería clandestina que transporta el crudo. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

En un sector del Parque Nacional Cayambe Coca se detectó un derrame de petróleo, ocasionado por una tubería clandestina que transporta el crudo. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

En un sector del Parque Nacional Cayambe Coca se detectó un derrame de petróleo, ocasionado por una tubería clandestina que transporta el crudo. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Un total de 50 m3 de suelo contaminado de hidrocarburo se han retirado desde el pasado 6 de febrero hasta este martes 20 de febrero del 2018 en el sector de la Virgen de Papallacta, del Parque Nacional Cayambe-Coca, informó Fernando Benalcázar, subgerente de Seguridad, Salud y Ambiente de Petroecuador.

Por esta zona, a la altura del kilómetro 24 de la carretera Pifo Papallacta, se detectó una mancha de petróleo el pasado 6 de febrero.

La causa del derrame fue una conexión clandestina a la tubería de 26 pulgadas de diámetro del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), para el robo de petróleo crudo.

Benalcázar indicó que es “imposible” saber cuánto volumen de petróleo fue robado, porque se desconoce desde qué fecha funcionaba esta operación clandestina.

Desde el pasado 6 de febrero se mantienen los trabajos para retirar el petróleo, que contamina una zona del Parque Nacional Cayambe- Coca. Fotos: Diego Pallero/ EL COMERCIO

En el lugar, laboran 16 trabajadores de Petroecuador, en la remoción y limpieza del área afectada, que abarca una extensión de 1 500 a 1 700 metros cuadrados.

Por tratarse de una zona protegida, no se puede acceder con maquinarias, por lo que los trabajos se han llevado a cabo de manera manual y duraran entre cuatro y cinco semanas más.