El comercio decae por la alta inseguridad en Esmeraldas
Destitución de Llori enfrenta otra traba y oposición…
Dos productos frenan el TLC con México
Los planes de contingencia en mercados de Quito se a…
La justicia en Ecuador enfrenta cinco problemas complejos
Defendiendo la maglia
Salud destina USD 20 millones para dotar de medicina…
Karla Kanora explora con la cumbia y la marimba

La actividad del volcán Sangay ocasionó el represamiento de dos ríos

El río Upano arrastra y acumula piedras y palizadas provenientes de las explosiones del Sangay. Foto: cortesía Municipio de Morona.

El río Upano arrastra y acumula piedras y palizadas provenientes de las explosiones del Sangay. Foto: cortesía Municipio de Morona.

El río Upano arrastra y acumula piedras y palizadas provenientes de las explosiones del Sangay. Foto: cortesía Municipio de Morona.

El volcán Sangay sigue su intensa actividad eruptiva. La madrugada de este lunes 21 de septiembre del 2020 ocurrieron nuevas explosiones, mientras el río Upano sigue recibiendo gran parte del material volcánico.

La provincia de Morona Santiago no registra la caída de ceniza, pese a que el coloso está a 39,9 kilómetros de la ciudad de Macas, en el sur de Ecuador. Pero enfrenta un represamiento del material en la confluencia de los ríos Volcán y Upano.

En las faldas del volcán nace el río del mismo nombre, que solo arrastra lava y otros materiales derivados de las explosiones, explicó el alcalde de Morona, Franklin Galarza. Aguas abajo se une con el río Upano.

De acuerdo con las inspecciones realizadas por técnicos del Municipio de Morona, desde la falda del volcán hasta la confluencia de los dos afluentes hay una importante acumulación de material y se ha forma una inmensa laguna represada por los escombros.

El Upano, que en situación normal tenía 25 metros de ancho, ahora supera los 250 metros. Casi no tiene agua. Las piedras, palizadas y material pastoso se dejan ver en su superficie, dijo el Alcalde.

No ha llovido en Morona. Galarza teme que de ocurrir un fuerte aguacero se rompa el dique y genere una gran inundación con afectaciones a las viviendas que están en la llanura y a las infraestructuras del puente, como ocurrió hace unos meses.

Él explica que podría cambiar el curso del viento y hacer que la ceniza caiga sobre la provincia. Para esto, el Municipio y del Servicio de Gestión de Riesgos y Emergencias capacitarán a la población sobre las medidas de prevención, en salud, que deben aplicar.

En medio de esta situación, el fin de semana se registró más presencia de moradores y turistas que acudieron hasta los sitios cercanos al volcán para observar su actividad. El Municipio trabajará en desarrollar un proyecto de ruta turística.