25 de agosto de 2020 13:53

Rafael Correa rema contra el tiempo y los reglamentos para seguir en carrera electoral

La candidatura de Rafael Correa a la Vicepresidencia del Ecuador ha generado un debate entre constitucionalistas. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

El expresidente Rafael Correa es precandidato a la Vicepresidencia de la República por el movimiento Centro Democrático. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 38
Triste 38
Indiferente 7
Sorprendido 2
Contento 22
Andrés García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La estrategia elaborada por el equipo del expresidente Rafael Correa para continuar con sus aspiraciones electorales debe pasar la primera prueba. Los aspirantes designados en las primarias de Centro Democrático anunciaron que aceptarán sus precandidaturas en la Dirección de Organizaciones Políticas del Consejo Nacional Electoral (CNE), en el norte de Quito, el jueves 27 de agosto del 2020.

Se informó que completarán este trámite de manera presencial Andrés Arauz, precandidato presidencial, así como los aspirantes a asambleístas nacionales y parlamentarios andinos. Los dirigentes de Centro Democrático se enfrentarán al primer obstáculo reglamentario.

Al haber sido designado como candidato a la Vicepresidencia, Correa está obligado a aceptar de forma personal e indelegable su precandidatura, como ya lo hicieron otros aspirantes. Sin embargo, en vista de que permanece en Bélgica y tiene una orden de prisión preventiva vigente, su aceptación presencial sería un “harakiri”, puesto que al llegar al país sería arrestado y no podría avanzar al CNE para firmar los documentos.

La orden de prisión preventiva en contra de Correa es producto del juicio que se le sigue por el secuestro de Fernando Balda, en 2012, en Bogotá.

Enrique Menoscal, director de Centro Democrático, confirmó que un equipo de abogados ultima la estrategia jurídica para intentar que el CNE tramite la proclamación de la precandidatura de Correa, sin su presencia en la capital. Ratificó que se baraja presentar un poder, en el que el líder de la Revolución Ciudadana delega completar la aceptación a otra persona.

Sin embargo, Diana Atamaint, presidenta del CNE, señaló que eso no es posible, ya que el Reglamento de los Procesos de Democracia Interna establece que el trámite de aceptación es personalísimo e indelegable, en unidad de acto.

Si Correa renuncia a la designación, Centro Democrático podría reemplazar a su opción para la Vicepresidencia. A pesar de que el domingo 23 de agosto la presidente del CNE dijo que el reemplazo debe haber salido de primarias, este martes 25 rectificó y dijo que en tres casos específicos no necesariamente es así.

Según el artículo 11.1 del reglamento, en caso de fallecimiento, renuncia, inhabilidad física o mental de un precandidato, los cambios se realizarán conforme los procedimientos establecidos en sus estatutos. Es decir, Centro Democrático, si sus estatutos lo permiten, podría incluir a otro perfil vicepresidenciable incluso que no haya sido inscrito en primarias.

Correa también fue postulado en la lista de Asambleístas por el Exterior. Sin embargo, su excanciller, Guillaume Long, resultó electo para esa dignidad. Para que Correa sea inscrito como precandidato a asambleísta por el exterior, Long primero debería renunciar a su designación.

Sea cual sea el camino que elijan, el plazo para que Correa complete el trámite de aceptación en el CNE vence el martes 1 de septiembre, ya que se cuentan diez días después de su elección en primarias, que fueron el pasado sábado en Centro Democrático.


Tiempos electorales


Si Centro Democrático logra que el CNE tramite la aceptación de la precandidatura de Correa, su participación aún no está garantizada. Recién el 18 de septiembre se iniciará formalmente la inscripción de candidaturas en el CNE, donde se revisará los requisitos e inhabilidades de los aspirantes. Esta fase se extiende hasta el 7 de octubre. Una de las prohibiciones es tener sentencia condenatoria ejecutoriada.

Pero antes, el jueves 3 de septiembre, se instalará el Tribunal de Casación del caso Sobornos, en donde Correa ha sido sentenciado en dos instancias previas a ocho años de prisión por cohecho. Si se ratifica el fallo, la sentencia quedaría ejecutada y Correa estaría inhabilitado durante 25 años para participar en los comicios.

El Tribunal podría emitir el fallo el mismo día, o tardar una semana en hacerlo y tomarse otros siete días para dejarla por escrito. . En este último escenario, la sentencia se haría pública casi a la par del inicio del periodo de inscripciones. Pero también podría tardar años, como ha pasado con las casaciones de los procesos producto del feriado bancario (casos Filanbanco y Mahuad, por ejemplo)

El Pleno del CNE califica las candidaturas de dignidades nacionales. Mientras que una Junta Especial del Exterior, en cambio, califica las candidaturas a asambleístas que estén en el extranjero.

La “inmunidad” que gozan los aspirantes se cuenta a partir de que la calificación de su candidatura quede firme. Atamaint recordó que una candidatura puede ser impugnada en el CNE y luego apelada en el Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

Solo después de esos procesos, se considera oficializada una candidatura. El artículo 108 del Código de la Democracia establece que las candidatas y candidatos no podrán ser privados de la libertad ni procesados penalmente desde el momento de la calificación hasta la proclamación de resultados ni enjuiciados, salvo los casos de delito flagrante, delitos sexuales, violencia de género e intrafamiliar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (34)
No (6)