Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 23 de junio del 2021
Slendy Cifuentes: ‘Logramos que el agresor de Johann…
Tres causas del mayor desempleo en Ecuador, según ex…
Fabrizio Célleri: ‘La ropa vende sensaciones y estímulos’
La Conaie se alista para elegir nuevo Presidente y d…
El temor al contagio pesa en la decisión de regresar…
En Tulcán, norte de Ecuador, se implementan restricc…
Arranca el juicio al primer acusado bajo ley segurid…

Usuarios de la autopista general Rumiñahui se movilizan a pie para llegar a El Trébol, centro de Quito

Los peatones caminaron cerca del lugar en donde se produjo el derrumbe y obligó a declarar la la vía en emergencia. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los peatones caminaron cerca del lugar en donde se produjo el derrumbe y obligó a declarar la la vía en emergencia. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Las personas caminaron para trasladarse hasta El Trébol, debido al cierre del paso vehicular por un deslizamiento. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los trabajos en el talud de la autopista General Rumiñahui, ubicada en el oriente de Quito, continuaron este jueves 1 de abril de 2021. Esa vía que conecta a la capital con el valle de Los Chillos fue declarada en emergencia por 40 días mientras se ejecutan los trabajos de mitigación

Desde las 10:00, la ruta fue cerrada en ambos sentidos para que los obreros y técnicos de la Prefectura y el Municipio retiren la tierra, piedras, árboles y arbustos.

A partir de esa hora, a cientos de personas que usualmente se movilizan en vehículos particulares o buses, con dirección al intercambiador de El Trébol y viceversa, les tocó caminar.

Juan Reyes se demoró 20 minutos desde la intersección entre la autopista y la avenida Simón Bolívar hasta El Trébol. “Salí del sector de El Beaterio, en el sur. El bus me dejó arriba del peaje y tuve que venir a pie para hacer mis gestiones personales”.

Los peatones caminaron cerca del lugar en donde se produjo el derrumbe y obligó a declarar la la vía en emergencia. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Espera que limpien y arreglen todo el talud de una sola vez para que no se vuelva a cerrar la vía, a futuro, cuando se reporten nuevamente fuertes lluvias en la capital

José Jácome salió de su casa localizada en el barrio Monjas Madrigal y se tardó un cuarto de hora en llegar al Trébol. “Lo ideal sería que coloquen un muro lanzado de cemento para evitar deslizamientos ”.

Otra de las personas que optó por movilizarse a pie fue Verónica Jácome. Ella tuvo que caminar desde la Simón Bolívar hasta su casa en el barrio Jardín del Valle. “Vengo de mi trabajo en Cumbayá, estos días me ha tocado movilizarme así. La situación es difícil porque no se puede conseguir un taxi para salir.”

Los agentes de tránsito controlaban el paso de las personas, para que no se acerquen a la zona de riesgo. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Andrés Sandoval, coordinador de la autopista General Rumiñahui, informó que los trabajos son planificados de 10:00 a 15:00 y en ese lapso se realiza el cierre total de la vía. El objetivo es retirar los árboles que se encontraban allí y que después podrían caer sobre la carretera si no se toman medidas de prevención.

A las 15:00 del miércoles se hizo una evaluación de la intervención. El funcionario aclaró que no se cortarán todos los árboles, sino únicamente los que se encuentran en riesgo de caer. Se realizaron obras de mitigación para estabilizar el talud y evitar deslizamientos.