22 de September de 2010 00:00

La regeneración de la Michelena se suspendió

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los trabajos de regeneración urbana en la Michelena, en el sur de Quito, se suspendieron indefinidamente. Ese fue uno de los acuerdos a los que llegaron comerciantes, vecinos, arrendatarios de locales y el administrador de la Zona Eloy Alfaro, César Andrade. La reunión se realizó ayer.

Carlos Castellanos, presidente de la Federación de Comerciantes Minoristas de Pichincha (Fedecomip), informó que los funcionarios municipales garantizaron primero la construcción de una plaza, con mejores condiciones, para reubicar a los comerciantes que venden en la calle.

“Se comprometieron a construir primero la plaza cívica. No podían dejar sin trabajo a 200 familias. Una alternativa que se discutirá es ejecutar la obra en enero”, manifestó Castellanos.

Los vendedores informales de la zona están agrupados en dos asociaciones: la Asociación El Pintado y la Asociación de Comerciantes la Michelena. Ellos se opusieron al inicio de la obra, porque aún no se definía el sitio para su reubicación.

Desde la noche del domingo hasta ayer organizaron vigilias para evitar el ingreso de maquinaria al lugar y el inicio de los trabajos.

La protesta de los comerciantes dio resultados y el tránsito vehicular por esta zona no se cerró, como lo anunció el Municipio.

Estaba previsto que los trabajos demoraran 100 días. “Diciembre es el mejor mes para las ventas. Tenemos deudas y no podemos quedarnos con los productos”, dijo Jorge Gutiérrez, dirigente de los vendedores.

Además, en la cita de ayer, el Municipio y los comerciantes resolvieron organizar otras reuniones para definir las obras de regeneración y su fecha de inicio.

Todavía hay desacuerdos por resolver. El Municipio anunció la ampliación de las veredas. Sin embargo, hay propietarios de locales que, en cambio, exigen la construcción de parqueaderos.

La Administración Zonal informó que el Fondo de Salvamento negociará con el constructor de la obra, pues hay un contrato firmado para los trabajos por un costo de USD 507 000.

Es la segunda vez que fracasa el intento de desalojar a los comerciantes. La primera vez fue en el 2007. Tampoco estaba definido el sitio para la reubicación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)