Proceso para contratar servicio de diagnóstico fue declarado desierto en Quito

La Secretaría de Salud realizó ayer tomas de pruebas para detectar covid-19 en San Roque (centro). Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

La Secretaría de Salud realizó ayer tomas de pruebas para detectar covid-19 en San Roque (centro). Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

La Secretaría de Salud realizó ayer tomas de pruebas para detectar covid-19 en San Roque (centro). Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

La capital podrá contar con nuevas pruebas para diagnosticar covid-19 a mediados o finales de febrero. El proceso de contratación que llevaba a cabo la Secretaría de Salud del Cabildo fue declarado desierto ayer 4 de enero del 2021, por lo que se deberá iniciar uno nuevo.

Linda Guamán, coordinadora técnica de la dependencia municipal, explicó que se publicó la resolución del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) indicando que se recibieron cinco ofertas, pero todas con errores, por lo que la Comisión Técnica recomendó declarar desierto el proceso.

Debido a la pandemia, desde octubre, el Sercop incorporó un nuevo requisito: la firma electrónica al presentar la oferta. Pero cuatro de los cinco proveedores no la incluyeron.

El quinto interesado, en cambio, no adjuntó la oferta digital, pese a que en los pliegos -dijo Guamán- se especificaban ambas exigencias.

El proceso para contratar un servicio de diagnóstico se lanzó en diciembre del 2020. El objetivo: que un laboratorio sea el encargado de comprar 76 500 pruebas y procesarlas; además, que tenga capacidad para realizar 1 000 al día y entregar los resultados en 24 horas. El presupuesto referencial del contrato es de USD 2 millones.

Se tenía previsto contar con el nuevo servicio aproximadamente la segunda semana de enero.

Para cubrir los días en los que el Municipio no cuente con test se firmó un convenio con la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), para que realice 14 000 pruebas y así cubrir diciembre y enero; 6 000 de ellas ya han sido procesadas.

Para ello, el Municipio tuvo que adquirir hisopos, con una inversión de USD 7 000.

Al momento, este centro de estudios está realizando entre 400 y 500 tests al día, de lunes a viernes. Por su lado, el Cabildo continúa efectuando las tomas de muestras con las brigadas móviles de salud que cuentan con 34 médicos, 34 enfermeras y 4 auxiliares. Los equipos están desplegados por toda la ciudad.

Guamán explicó que como el proceso debe iniciarse de nuevo, se tiene que actualizar documentos antes de volver a subir al portal. Entre ellos, el estudio de mercado porque el tema de los costos de los test es dinámico.

Se espera que la nueva diligencia inicie los próximos días y tome seis semanas en concretarse. Mientras tanto, se trabajará con la donación de 10 000 pruebas PCR que recibieron por medio de la Cancillería de Ecuador en Corea.

Se tiene planificado hacer una adenda al contrato establecido para que el Municipio entregue los kits de PCR a la PUCE y que esta se encargue del procesamiento.

La edil Luz Elena Coloma considera que existe falta de previsión. Lo correcto hubiese sido dar asesoría en los procesos técnicos a los interesados, para asegurar que el concurso sea exitoso, y así, no perder tiempo.

La primera compra de las pruebas moleculares por parte del Municipio se realizó el 12 de mayo del año pasado. En un inicio estaba previsto adquirir 100 000 unidades, pero finalmente se compraron 88 500, de las cuales no queda ninguna.

Todas fueron procesadas hasta finales de noviembre y, según Guamán, ninguna caducó. Esas pruebas evidenciaron un 20% de positividad.

El epidemiólogo Hernán Pérez señaló que la realización de pruebas diagnósticas es una herramienta poderosa para la contención de la pandemia, más aún tomando en cuenta que el primer trimestre de este año no se contará con cura ni con vacuna. Aseguró que solo identificando a los positivos, se puede hacer un cerco y evitar que el virus se propague.

Santiago Guarderas, vicealcalde de Quito, indicó que el Municipio tiene previsto destinar USD 13 millones para la adquisición de vacunas contra el coronavirus.

Las autoridades municipales mantienen conversaciones con dos farmacéuticas y cuando las primeras vacunas adquiridas por el Gobierno Nacional lleguen al país, el Cabildo quiteño podrá gestionar la compra de otro lote de vacunas.

Guarderas señaló que se mantienen conversaciones con el Ministerio de Salud para vacunar al mayor número de la población. Se habla de que la vacuna podría ser proporcionada en primera instancia a un millón de personas del Distrito.